20 de junio de 2019
13 de junio de 2019

Vall d'Hebron detecta que hay cinco velocidades de crecimiento "normales" en los adolescentes

Crea una clasificación que evitará "muchos errores diagnósticos" tras seguir a 1.450 niños

Vall d'Hebron detecta que hay cinco velocidades de crecimiento "normales" en los adolescentes
EUROPA PRESS - ARCHIVO

BARCELONA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona han detectado que existen cinco patrones de crecimiento puberal o adolescente, y no solo uno, como se creía, en un estudio longitudinal pionero "en el mundo" que ha seguido a 1.453 personas desde los cuatro años hasta la edad adulta.

Se trata del primer estudio de este tipo en todo el mundo con un número tan elevado de participantes, y se realizó entre 1995 y 2017 siguiendo a 743 chicas y 710 chicos, en los que ha detectado que estas cinco velocidades de crecimiento están determinadas por el momento de inicio de la pubertad, ha explicado el centro en un comunicado este jueves.

El líder del trabajo, el jefe de Pediatría del Vall d'Hebron entre 1988 y 2015 Antonio Carrascosa, ha explicado: "Cada chico crece a su ritmo, y los cinco patrones son normales", y gracias a su aportación, cuando un pediatra valore el crecimiento de un niño lo podrá hacer de una forma mucho más cuidadosa, ha señalado.

El hecho de que los pediatras usen un único patrón de crecimiento (el intermedio) como comparador normal, genera "muchos errores diagnósticos, tratamientos innecesarios y sufrimiento", como tratamientos farmacológicos para frenar la progresión de la pubertad en niños que maduran muy temprano que no son necesarios, ha señalado el consultor sénior del centro y catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

Con esta clasificación, el médico sabrá qué tipo de patrón sigue el adolescente y si su crecimiento es normal o no en función de su velocidad de crecimiento a partir del inicio de la pubertad, es decir, la aparición de los caracteres sexuales --crecimiento de los pechos en las chicas, incremento de la medida testicular en los chicos--, que provoca que se acelere el crecimiento.

Además, han detectado que, de media, los cinco grupos llegan a los 18 años con la misma estatura (alrededor de los 167,7 centímetros en las chicas y de los 178 centímetros en los chicos), con lo que rompen el mito de que los que empiezan a madurar más tarde crecen menos.

Los expertos han recopilado datos de la talla, la velocidad de crecimiento, el peso y el índice de masa corporal de los participantes --todos sin obesidad ni desnutrición--, y el trabajo ha contado con colaboración del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (Ciberer).

MADURADORES TEMPRANOS Y TARDÍOS

La nueva clasificación propone que los 'maduradores' muy tempranos llegan a la pubertad a los ocho años en chicas y diez en chicos; los tempranos, a los diez en chicas y 11 en chicos; los intermedios lo hacen a los diez y 12, respectivamente; mientras que las chicas tardías inician la pubertad a los 11 y los chicos a los 13, y los muy tardíos lo hacen a los 12 y a los 14.

Por ejemplo, la nueva clasificación muestra de media las maduradoras muy tempranas a los ocho años miden 129 centímetros, tres más que las muy tardías, pero a los 12 años, las muy tempranas miden 157 centímetros, siete más que las muy tardías.

Ambos patrones de crecimiento son normales; simplemente
los 'maduradores' muy tempranos empiezan a crecer antes, por lo que aunque un chico de 14 años sea el más bajo de la clase, no tiene que ser un hecho preocupante, porque si acaba de debutar en la pubertad, es un 'madurador' muy tardío.

Las diferencias en altura entre compañeros de clase de la misma edad generan preocupaciones en muchos padres, y aunque en ocasiones existen problemas de crecimiento, antes de medicar "hay que comparar su crecimiento con el patrón de crecimiento en relación a su estado madurativo" y constatar que su altura sea congruente con su grupo 'madurador', lo que puede evitar que se administren innecesariamente anabolizantes u hormona de crecimiento.

Los mismos autores de este estudio ya habían publicado uno similar hace ocho años: "Pero no habíamos incluido tantos chicos y chicas. Ahora, nuestra clasificación, como este último estudio tiene más de 100 participantes por patrón de crecimiento y más de 25.000 datos antropométricos, está totalmente validada", ha añadido Carrascosa.

Contador

Lo más leído en Catalunya