7 de marzo de 2021
1 de marzo de 2014

Detenidos siete sirios por "alteración de orden" en un CETI de Melilla

MELILLA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha detenido a siete inmigrantes procedentes de Siria acogidos en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) como supuestos autores de un delito de resistencia y desobediencia, en un centro en el que conviven 30 nacionalidades y casi con un triple de ocupación sobre su capacidad óptima.

   Según ha informado a Europa Press este sábado un portavoz de la Comandancia de Melilla, los hechos han ocurrido sobre las 22,50 horas del viernes cuando se recibió en el Centro Operativo de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla una llamada telefónica procedente del servicio de seguridad del CETI, por la que avisaban de una alteración del orden público en la que participaban un numeroso grupo de personas.

   Destacadas varias patrullas de Seguridad Ciudadana al lugar, comprobaron a su llegada que el colectivo que alteraba el orden público se encontraba en la puerta del Centro y estaba formado por más de un centenar de personas, que "en clara actitud violenta insultaban y trataban de agredir a los vigilantes de seguridad", según ha indicado el portavoz policial.

   El amplio dispositivo allí destacado por la Guardia Civil trató desde el primer momento de llamar a la calma, pero el numeroso grupo desoía las indicaciones de los agentes y continuaba con su actitud hostil hacia los vigilantes de seguridad y hacia los propios guardias civiles "a los que se enfrentaban de manera desafiante", ha asegurado la citada fuente, lo que motivó que tras sucesivos avisos para que depusiesen su actitud, se procediese a la intervención  policial, consistente en identificar y proceder a la detención de las personas que destacaban en esta actitud e incitaban al resto de los residentes a continuar con la alteración del orden.

   El portavoz ha asegurado que no se han producido lesiones de ningún tipo como consecuencia de esta actuación policial, ni entre los residentes, detenidos, ni guardias civiles actuantes.

   Los detenidos, todos ellos varones de edad, son siete, de nacionalidad siria, se encuentran como residentes en el CETI y en la mañana de este sábado han pasado a disposición judicial, como supuestos autores de un delito de desobediencia grave y resistencia a agentes de la Autoridad en el desempeño de sus funciones.

   El responsable de Comunicación de la Guardia Civil en Melilla ha subrayado que al parecer los hechos que desencadenaron la alteración del orden público "tienen su origen por la negativa del servicio de seguridad allí establecido de la entrada al Centro de tres personas que presentaban síntomas de embriaguez", algo prohibido según las normas de convivencia en el CETI.

Para leer más