4 de julio de 2020
25 de mayo de 2020

Marruecos acepta el regreso de otros 37 nacionales desde Ceuta, donde quedan al menos 400 más

Marruecos acepta el regreso de otros 37 nacionales desde Ceuta, donde quedan al menos 400 más
Ejercito patrullando el perímetro fronterizo de España con Marruecos en la frontera de Ceuta . La Legión con blindados y los regulares controlan cualquier acercamiento a la valla de Ceuta a 16 de abril del 2020 - ANTONIO SEMPERES - EUROPA PRESS - ARCHIVO

CEUTA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La autoridades españolas y marroquíes han abierto un "pasillo humanitario" en la frontera de Ceuta durante la madrugada de este lunes por tercera vez desde el pasado para permitir la repatriación de 37 nacionales del Reino alauita que permanecían atrapados en la ciudad autónoma desde el pasado 13 de marzo, cuando el país vecino vetó la entrada en su territorio de cualquier persona, incluso de sus propios ciudadanos, para prevenir la propagación del coronavirus.

Según han detallado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, las beneficiadas por la apertura puntual del paso del Tarajal han sido las personas que permanecían acogidas en las dependencias de la mezquita de la comunidad islámica Al Umma y la que estaban albergadas en los locales sociales de las barriada del Príncipe Felipe y Miramar Bajo.

La Administración General del Estado prevé que durante los próximos días habrá "más salida" de ciudadanos marroquíes hacia su país. Distintas asociaciones de Ceuta han cifrado por encima de los 700 el número de súbditos marroquíes que no pudo regresar a su país antes del cierre de sus fronteras.

Desde el pasado viernes las autoridades del país vecino han conseguido el retorno de 285 nacionales desde Ceuta (la mayoría turistas y trabajadores transfronterizos, especialmente empleadas de hogar), aunque solo 28 del grupo de más de cien adultos al que se ha dado cobijo en un polideportivo reconvertido en albergue provisional para su confinamiento durante las semanas de estado de alarma más estricto.

En ese equipamiento siguen 127 personas, la mayoría inmigrantes irregulares. Alrededor de 30 rechazaron este fin de semana la posibilidad de regresar a su país con la esperanza de seguir en Ceuta o cruzar el Estrecho de Gibraltar. Marruecos no aceptó su sustitución por otros compatriotas que sí deseaban retornar y ante el levantamiento de las directrices que permitían forzar su confinamiento el Gobierno autonómico que preside Juan Vivas (PP) ha avanzado este domingo al Ejecutivo de la Nación que cerrará el albergue "durante los próximos días".

La Administración local también se ha hecho cargo desde mediados de marzo de más de cien menores extranjeros no acompañados (MENA) no tutelados que en parte continúan albergados en otro polideportivo, aunque medio centenar ya se ha fugado y ha vuelto a las calles, donde vivían hasta el estallido de la crisis sanitaria.

Vivas ha reclamado al presidente de España, Pedro Sánchez, que el Estado se haga cargo de la asistencia directa a los inmigrantes adultos marroquíes y que refuerce su colaboración con la Ciudad para atender a los niños y adolescentes foráneos solos, cuyo número en Ceuta supera los 600.

Para leer más