16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • Lunes, 14 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • Viernes, 11 de Octubre
  • Jueves, 10 de Octubre
  • Miércoles, 9 de Octubre
  • Martes, 8 de Octubre
  • Lunes, 7 de Octubre
  • Sábado, 5 de Octubre
  • Viernes, 4 de Octubre
  • 15 de julio de 2019

    Marruecos restringe el paso a los porteadores de ropa nueva en su frontera con Melilla

    MELILLA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Marruecos ha comenzado esta semana a prohibir en la frontera el paso a los porteadores de mercancías que transportan ropa nueva que se dirigen desde Melilla hacia el reino alauí, cuando prácticamente se cumple un año del cierre unilateral por parte de Marruecos de la aduana comercial entre la ciudad española.

    El nuevo presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro (Ciudadanos), ha manifestado que los empresarios de Melilla "tendrán que ajustarse a las medidas" que aplica otro país mientras el anterior presidente, Juan José Imbroda (PP), ha acusado a De Castro y al PSOE de haber "arrojado la toalla" en esta cuestión cuando hace un año organizaban manifestaciones contra la situación de la frontera para criticar al entonces Gobierno del PP.

    La prohibición impuesta por las autoridades marroquíes ha lleva a la cooperativa de autobuses públicos de Melilla (COA) a suspender desde este lunes 15 de julio sus líneas de transporte entre los puestos fronterizos de Beni-Enzar y Barrio Chino por el parón que significa esta decisión a la actividad comercial que existía hasta el momento.

    En el transcurso de una visita a la frontera realizada conjuntamente por la delegada del Gobierno, Sabrina Moh (PSOE), y el presidente de la Ciudad, acompañados por el consejero de Economía y el viceconsejero de Comercio y Empleo, pudieron constatar como los aduaneros marroquíes rechazan a los porteadores que intentan pasar ropa nueva desde Melilla a Marruecos para su reventa en el país magrebí a un precio mayor del que lo han adquirido en la ciudad española.

    De Castro ha señalado que su Gobierno no puede impedir que otro país, como es en este caso Marruecos, fije sus normas en su parte de la frontera y ha solicitado a los empresarios que se dedican a la venta de estos artículos que se ajusten a la nueva situación.

    Marruecos ha comenzado esta semana a prohibir en la frontera el paso a los porteadores de mercancías que transporten ropa nueva --la usada en fardos sí pueden pasarla-- que se dirigen desde Melilla hacia el reino alauí, cuando prácticamente se cumple un año del cierre unilateral por parte de Marruecos de la aduana comercial entre la ciudad española.

    "Si Marruecos no les va a dejar pasar ropa nueva, tendrán que seguir como estaban antes, con ropa usada o vieja", ha manifestado Eduardo de Castro.

    El representante de Cs ha señalado que la prohibición no afecta a las pequeñas compras que hacen los ciudadanos marroquíes y demás turistas en los centros comerciales y establecimientos de la ciudad, por lo que la medida "no afecta al nuevo Parque Comercial" donde acuden muchos marroquíes a realizar compras que luego se llevan a su país para uso propio.

    La primera autoridad ha asegurado que tampoco se ven afectados "los famosos fardos de ropa vieja o usada", que seguirán pasando, pero sí el transporte comercial "de ropa nueva", prohibido desde esta semana.

    IMBRODA VE QUE EL TRIPARTITO "ARROJA LA TOALLA"

    Esta postura ha sido criticada por el ex presidente de la Ciudad y actual líder de la oposición, Juan José Imbroda (PP), que considera que el Ejecutivo del tripartito que forman Cs, PSOE y Coalición por Melilla (CPM) "arroja la toalla" frente a una nueva restricción de Marruecos.

    Imbroda ha manifestado que las autoridades marroquíes "eliminaron la aduana comercial y ahora prohíben determinadas mercancías, y a eso se le suma un tráfico caótico en fronteras, pero dice el señor De Castro que él no tiene nada que ver y el PSOE pues que tampoco". Ha indicado que, mientras tanto, "CPM calla y traga", por lo que considera que el actual Ejecutivo melillense integrado por las tres formaciones y presidido por el único diputado de Cs "era solo un reparto de sillones".