18 de enero de 2021
13 de noviembre de 2020

Más de 200 hosteleros se concentran en Melilla cortando el tráfico y con una cacerolada pidiendo dimisiones

Más de 200 hosteleros se concentran en Melilla cortando el tráfico y con una cacerolada pidiendo dimisiones
Concentración de hosteleros de Melilla ante el Palacio de la Asamblea - HOSTELEROS

MELILLA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 personas han participado este viernes en una concentración de hosteleros y proveedores en Melilla contra el cierre de sus locales desde el pasado 18 octubre al grito de "Dimisión, dimisión", que ha incluido una cacerolada y un corte del tráfico en la Plaza de la España.

Los manifestantes han reclamado volver a su actividad al destacar que cinco semanas después de su cierre forzoso no solo no se han reducido los casos del coronavirus, sino que se han multiplicado por tres "al haber pasado de 600 casos activos a más de 1.800", según ha dicho su presidente, Chakib Mohamed.

Esta protesta es la primera en dos semanas tras 14 días de tregua de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Melilla tras reunirse con el Gobierno de la Ciudad que integran PSOE, Cs y CPM y recibir la promesa de ayudas por el cierre obligatorio decretado por la Consejería de Economía y Políticas Sociales, dentro de las medidas anti-covid adoptadas para hacer frente a esta segunda ola de contagios de la crisis del coronavirus.

La asociación ha asegurado que "el sector de la hostelería se siente engañado" porque el miércoles conocieron que "las ayudas acordadas no se corresponden con las que finalmente se van a conceder, ni en las cuantías, que resultan hasta ofensivas, ni en el plazo de ejecución de las mismas".

Al respecto, Chakib Mohamed ha destacado que "hemos sido respetuosos con todas las partes implicadas en esta crisis; hemos respetado los límites impuestos por nuestros gobernantes, pero la situación ya es insostenible".

De este modo, ha denunciado que el Gobierno de Melilla "nos han abandonado a nuestra suerte". Además, ha asegurado que "ha quedado patente que no existen informes que avalen nuestro cierre. Nuestro sacrificio no ha servido de nada. Sólo para que nuestra situación económica se agrave a límites insoportables".

Asimismo, han resaltado que "en Melilla, con cero casos de contagios en hostelería, se nos criminalizó y se nos impuso un cierre total y absoluto de nuestros negocios. Una medida desproporcionada e injustificada".

Los hosteleros melillenses continuarán protestando con un calendario de movilizaciones que prosigue este sábado en forma de caravana automovilística que concluirá nuevamente ante el Palacio de la Asamblea.

Para leer más