21 de enero de 2021
12 de noviembre de 2020

Parte del alumnado de la UGR en Ceuta se "autoconfina" y deja las clases presenciales "por responsabilidad"

Parte del alumnado de la UGR en Ceuta se "autoconfina" y deja las clases presenciales "por responsabilidad"
Un pasillo universitario, en una imagen de archivo - EUROPA PRESS - ARCHIVO

CEUTA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alumnado de segundo y tercer curso del Grado de Educación Social de la Universidad de Granada (UGR) en el Campus de Ceuta ha dejado este jueves de asistir a sus clases presenciales y ha optado por el "autoconfinamiento" como "una medida preventiva y, ante todo, un acto de responsabilidad", frente a la evolución de la pandemia en la ciudad autónoma, que registra los peores casos de incidencia acumulada de la COVID-19 de toda España.

El Rectorado de la UGR, sus cinco Decanatos en Ceuta y Melilla y las Consejerías de Sanidad de los Ejecutivos regionales acordaron el domingo pasado mantener la enseñanza presencial en las dos ciudades autónomas y revisar "semanalmente" la situación en función de la evolución de la crisis sanitaria.

Antes de su próxima reunión, prevista para este viernes, los estudiantes de dos cursos de Educación Social han remitido un escrito a sus docentes y al Decanato de la Facultad de Educación, Economía y Tecnología en el que explican que "no subestiman" la capacidad paga gestionar la pandemia de la institución nazarí, pero tampoco su potencial para "ofrecernos los recursos necesarios para acceder a una docencia on line de calidad".

Por todo ello, han reclamado "un ejercicio de empatía" para "entender y respetar" su decisión, "que sólo pretende velar por la salud y el bienestar de la comunidad universitaria y de la población en general".

El decano de la Facultad de Educación, Antonio García, prevé reunirse este jueves con los estudiantes que han optado por el "autoconfinamiento" para intentar "reconducir" la situación.

En el equipo docente del Campus también hay parte del profesorado que cree que, mientras la coyuntura sanitaria no mejore, conviene evitar "contactos y movilidades prescindibles" y recuperar el modelo de enseñanza que, en el primer estado de alarma, dio buenos resultados pese al "enorme esfuerzo" que requirió de todos los elementos de la comunidad universitaria ceutí.