2 de junio de 2020
18 de marzo de 2014

Amaia Salamanca habla de su amigo Miguel Ángel Silvestre: "Veo que sigue igual que siempre"

Amaia Salamanca habla de su amigo Miguel Ángel Silvestre: "Veo que sigue igual que siempre"
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Mar. (CHANCE) -

   La actriz Amaia Salamanca ha lucido embarazo en la presentación de su personaje dentro de la exitosa Galerías Velvet. Amaia, muy feliz, se siente como en casa ya que su entrada en la serie a la mitad ha sido fantástica, puesto que a parte del equipo ya le conocía de "Gran Hotel", "la acogida ha sido muy buena tanto por parte del equipo como de los actores" comenta sonriente.

   La actriz se encuentra en un estado de gestación bastante avanzado  pero sus ganas de trabajar no cesan. En esta presentación Amaia ha hablado de su personaje Bárbara, una mujer de armas tomar que supone un antes y un después respecto a sus personajes anteriores: "A ella le gusta decir siempre lo que piensa y es muy observadora. Además es un personaje un poco más secundario, que no tiene ese peso principal como en otros proyectos que he trabajado".

    Su reencuentro con Miguel Ángel Silvestre ha sido muy especial ya que guarda muy buenos recuerdos de "Sin tetas no hay paraíso", comenta la actriz: "El reencuentro con Miguel Ángel fenomenal, tenemos muy buena relación, y volver a verle y a trabajar con él pues genial, porque yo creo que nos tenemos mucho cariño con todo lo que hemos pasado juntos, todo lo que hemos vivido; y por esa serie que la verdad tuvo muchísimo éxito y yo creo que a los dos nos catapultó un poco y fue un antes y un después. Volver a coincidir con él genial porque veo que sigue igual que siempre, como es Miguel Ángel".

   La niña que espera es uno de los motivos por los cuales ha conseguido este papel, como así lo explica muy divertida Amaia: "Salió un poco de mí el querer hablar con la productora Bambú, con Ramón y Teresa y decirles que, de hecho la frase fue que como en Gran Hotel hubo muchas embarazadas pero que eran mentira, que era tripa ficticia, pues yo dije que la mía era de verdad y que yo si querían estaba dispuesta a trabajar encantada y ellos mismos me ofrecieron este personaje que supongo que adaptaron al embarazo y todo genial".

    Radiante de felicidad, Amaia Salamanca cuenta los meses para poder ver la cara de su hija. Contenta con su trabajo en Velvet no tiene miedo de romper aguas en medio del set de rodaje ya que asegura que tiene todo bajo control.

Para leer más