2 de diciembre de 2020
4 de abril de 2012

El hijo de Ortega Cano vuelve a casa tras resolver sus diferencias con el diestro

El hijo de Ortega Cano vuelve a casa tras resolver sus diferencias con el diestro
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Abr. (OTR/PRESS - Ana Isabel Jerónimo)

   Ortega Cano y su hijo José Fernando han puesto fin a los reiterados desencuentros que han mantenido desde que el joven abandonó sus estudios en Irlanda. La última y más grave de todas sus disputas supuso la marcha de José Fernando del domicilio familiar. Catorce días después, el joven ha vuelto para buscarse un porvenir.

   Parece que por fin la paz ha llegado a la finca de La Yerbabuena, la casa de la que José Fernando se marchó el pasado 19 de marzo, justo en el Día del Padre, después de mantener la más grave de las discusiones con el torero.

   Y es que desde que el joven abandonó sus estudios en Irlanda las disputas entre padre e hijo no han cesado. A ello se unió que JoséFernando, desde que en julio cumplió 18 años, dispuso de la herencia de su madre, valorada en un millón de euros, lo que le convirtió en un joven millonario.

   Fue dos días antes de su partida, el 17 de marzo, cuando Ortega Cano reprendió al joven para que hiciera algo con su vida: "O estudias o trabajas, pero no puedes seguir así", le advirtió, según informa la revista Semana.

   Poco después, el torero tuvo un desencuentro con su sobrino Eugenio por salir de casa con una empleada, lo que motivó un nuevo enfrentamiento con José Fernando. El joven, muy amigo de su primo, decidió finalmente irse con él.

   Dos semanas más tarde, las diferencias entre padre e hijo se han resuelto y José Fernando volvió a casa el pasado uno de abril para poner rumbo a su futuro. La vuelta del joven también se debió gracias a la mediación de su hermana Gloria Camila, de 16 años, que ha hecho entrar en razón a los dos hombres más importantes de su vida.

   Ortega Cano y su hijo se sentaron a hablar y ambos llegaron a un acuerdo: José Fernando estudiará, tal y como desea su padre, si bien no lo hará en un centro escolar, una condición que el joven ha logrado que le aceptara. El hijo del diestro comenzará un curso de informática por Internet y continuará sus clases para sacarse el permiso de conducir. "No ha sido más que una chiquillada", señalaba Ortega Cano.

   Con la vuelta de José Fernando, el torero espera que la comunicación fluya entre ambos para lograr la armonía familiar que tanto necesita y para afrontar las consecuencias judiciales del accidente en el que Ortega Cano se vio implicado y que le costó la vida a Carlos Parra.