4 de junio de 2020
6 de abril de 2020

María Jesús Ruiz desvela el drama familiar que está viviendo por culpa del confinamiento

María Jesús Ruiz desvela el drama familiar que está viviendo por culpa del confinamiento
María Jesús Ruiz en el desfile de Toni Fernández - JOSEFINA BLANCO EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 6 Abr. (CHANCE) -

La mayoría de los padres están viviendo esta cuarentena encerrados en casa con sus hijos, lo que se ha convertido en una oportunidad para pasar tiempo con los que mas queremos, pero también en una experiencia agotadora que requiere entretener a los más pequeños durante todas las horas del día.

Es precisamente lo que le está pasando a María Jesús Ruiz, que está confinada en casa con sus dos hijas y que a pesar de estar positiva está viviendo un drama, alejada de su madre y de su puesto de trabajo en 'Sálvame'.

P: ¿Cómo estás llevando el confinamiento?

María Jesús Ruiz: Bueno, aquí en casita. Yo estoy en positiva, siempre pienso que todo saldrá bien y que lo que tenemos es que aguantar un poquito, sería bastante temerario salir a la calle con el nivel de enfermos, de contagios y de desgraciadamente fallecimientos que está habiendo. No hay que perder la esperanza, es una situación muy crítica que estamos viviendo todos a nivel mundial y creo que hay que tomárselo de una manera positiva porque al fin y al cabo seguimos sanos, estamos fuertes y mi deseo sería que cuando pasara todo esto todos estuviésemos igual que de sanos que antes. Ha habido muchas bajas y esa es verdaderamente la desgracia. Todos los que estamos bien hay que cuidarse mucho y quedarse en casa.

P: ¿Cómo está siendo tu rutina, en qué ha cambiado?

M.J: En todo, yo tengo dos niñas chicas, una de cuatro años y la otra de 2 años. Son muy chicas y yo siempre he dicho que los niños tienen una capacidad de adaptación brutal pero ellas tienen una vida en la calle, me refiero a que por la mañana van al cole, por la tarde su parque y sus actividades extraescolares, todas las semanas tienen un cumpleaños, tienen mucha vida social los niños de ahora. Para ellos está siendo un sochk bastante fuerte, yo les he explicado un poco a su manera de entender las cosas lo que está pasando, que hay un bichito malo que puede entrar en nuestro cuerpo y por eso hay que quedarnos en casa, hay que lavarse las manos... nosotros lo estamos viviendo de una manera infantil. Yo no tengo ningún minuto libre. Todo el día con ellas intentando inventarme mil cosas.

P: ¿Ellas se agobian?

M.J: Yo por la mañana intento que nos vistamos como si fuéramos a salir a la calle para que no pierdan su rutina de horario. Intentamos llevar más o menos el mismo horario por así decirlo aunque sea un poco complicado porque se levantan un poco más tarde pero sí eso de ducharse y vestirse. Ellas saben que aunque estemos en casa hay unos horarios, es muy importante para ellas que no pierdan esa costumbre, a las ocho es la hora de dar las palmas, salimos todos a aplaudir por los sanitarios que están dando todo. Ellas dicen que los sanitarios son héroes y están actuando muy y bien matando al bicho malo. Están muy concienciadas, poco a poco, cada día es un mundo, yo no tengo tiempo para nada, soy mamá, monitora del juegos, mamá regañona, pero es muy complicado tener a las niñas continuamente despiertas. Hay que intentar interactuar con ellas para que no tengan siestas de dos horas, yo estoy todo el día limpiando y ellas todo el día ensuciando, es un poco caótico.

P: ¿Necesitas ahora tiempo para ti, lo echas de menos?

M.J: Muchísimo, yo te voy a decir una cosa, yo estoy hablando con muchas madres y los niños se adaptan muy bien y más o menos lo estamos llevando para que ellos se entretengan pero las madres lo estamos pasando muy mal. Es muy duro tener a niños en casa, yo soy una afortunada porque tengo un espacio libre, pueden correr y jugar pero de verdad que esto es muy duro para las madres que están solas o para los padres que están viviendo esta situación de confinamiento. No hay tiempo para nosotros porque yo para ducharme me tengo que duchar con ellas, me acuesto con ellas, duermo con ellas... quiero recuperar también mi identidad, mi parte de mami pero también mi parte de mujer trabajadora, ser una misma... no solamente salir a la calle, realizarme como profesional también. Son situaciones extremas pero en estas situaciones también tenemos que tener medidas extremas. Yo soy muy positiva, siempre sigo voy a aferrarme a lo positivo de esta situación, puedo hacer todo con ellas, muchas veces no he podido estar todo el tiempo que quería y ahora estoy disfrutando de lo que no disfrutaba.

P: ¿Qué es lo que más ganas tienes de hacer?

M.J: De organizar la casa, tengo muchas ganas de decirle a mis padres, llévate las niñas al parque o que se vayan con sus papás y yo pueda organizar la casa, la vida, la ropa... todo es un caos con las niñas. Eso y que echo mucho de menos el trabajo.

P: Tu eres muy de familia, ¿cómo llevas estar aislada de tu madre?

M.J: Muy mal, no poder visitar a mi familia, yo iba a comer a casa de ellos casi todos los días, lo estoy pasando verdaderamente mal. Ya no es el hecho de ir a comer, es el hecho de darte el abrazo, de darte el beso, de cómo han pasado la noche. Estamos en ciudades fantasmas, da hasta miedo, estamos todo el rato con las videoconferencias pero soy muy humana, muy de abrazarnos, eso lo echo mucho de menos.

P: Tu madre está muy apegada a ti y a las niñas, ¿cómo lo está llevando ella?

M.J: Mi madre lo está pasando fatal, mi hermana con los niños se fue a casa de mis padres pero ella dice que faltamos nosotros. Bueno, vamos a ver si pasa esto pronto, tenemos 15 días más y esperemos que se quede ahí, creo que el curso escolar por supuesto ha finalizado y que se va a prolongar un poco más. Paciencia, seguimos rezando, que se pase pronto esto y lo que yo digo, que venga muy pronto el calor y mate al bicho malo, dicen que se va con el calor.

P: ¿Echas de menos tu sección en Sálvame cantando?

M.J: Sí, claro que sí. Mi trabajo lo echo mucho de menos, mucho, mucho. Esa sección tan divertida, tan maravillosa y echo mucho de menos la escuela de modelos que iba los sábados, mis presentaciones, todo lo que es mi vida. A partir de ahora sí que voy a valorar cada uno de mis viajes, salir a la calle...

P: Ahora tienes tiempo para seguir componiendo canciones, ya compusiste una vez.

M.J: Madre mía, lo que estamos preparando es la obra de teatro, el estreno era el 24 de abril y se ha pospuesto para septiembre, estamos pasando texto por video llamada la compañía y yo he intentando retomar eso, con vistas al año que viene para hacer un musical. Vamos a ver si pasa todo esto y podemos retomar nuestra vida con normalidad y nuestro trabajo.

P: No te voy a quitar más tiempo, te veo con una sonrisa.

M.J: Es que yo soy muy positiva, siempre digo que mientras haya vida hay esperanza. Eso sí mandarle un beso muy fuerte a todas esas familias que lo han pasado muy mal, han perdido a seres queridos, esta situación es caótica pero nos ha tocado vivirla. Hay que quedarse en casa con actitud positiva y una sonrisa, todo pasará, mil besos.