29 de noviembre de 2020
5 de noviembre de 2018

Alberto II de Bélgica tiene tres meses para someterse a una prueba de paternidad

Alberto II de Bélgica tiene tres meses para someterse a una prueba de paternidad
GETTY

MADRID, 5 Nov. (CHANCE) -

Parece ser que el periplo judicial de la ciudadana belga Delphine Boël para comprobar que que su padre biológico es el que fuera Rey de Bélgica, Alberto II, está llegando a su fin.

Esta misma semana, la Justicia belga daba a conocer que el predecesor del Rey Felipe de Bélgica en la corona belga tendrá que someterse a las pertientes pruebas de ADN para determinar si es el padre biológico o no de Delphine, después de que se dictaminase que el que hasta ahora se consideraba su progenitor legal no se trata de su verdadero padre.

Al parecer, el rey de Bélgica desde que heredara el trono en 1993 tras la muerte de su hermano Balduino, hasta que abdicó en su hijo en julio de 2012 mantuvo una larga relación con la madre de Boël, la Baronesa Sybille, a finales de la década de los 60 de la que podría haber sido fruto la denunciante.

ALBERTO II DEBERÁ SOMETERSE A LAS PRUEBAS DE ADN EN UN PLAZO DE TRES MESES

Tres meses son los que ha dado de plazo el Tribunal de Apelación de Bruselas al Alberto de Bélgica para que se realice las pruebas de paternidad después de admitir a trámite la demanda de Dolphine, al considerar que existe "interés legítimo y suficiente" en su escrito.

En caso de que el fallo del Tribunal resulte a favor de Dolphine y determine que Alberto II es su verdadero padre biológico, se convertirá en heredera legítima pero no pasará a formar parde de la Familia Real belga. Aunque por el momento las fuentes oficiales de la monarquía belga aún no se han pronunciado, el abogado del antiguo monarca ha anunciado ante medios de su país que realizarán los pertinentes trámites para recurrir la sentencia ante el Tribunal de Casación de Bruselas, en caso de que el fallo perjudique a su defendido.