26 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

El Rey Felipe, con mejor aspecto que nunca, "termina" su cuarentena antes de tiempo

El Rey Felipe, con mejor aspecto que nunca, "termina" su cuarentena antes de tiempo
El Rey ha reaparecido de modo telemático para cumplir su agenda desde el Palacio de la Zarzuela - CASA DE S.M. EL REY

   MADRID, 27 Nov. (CHANCE) -

   El Rey Felipe VI ha retomado su agenda tan sólo cinco días después de comenzar su confinamiento después de que el lunes diese positivo en coronavirus un amigo - se apunta que fue Álvaro Fuster - con el que tuvo contacto directo el pasado domingo. Una parada forzosa en los compromisos públicos del monarca que, deseoso de cumplir con sus compromisos, ha reaparecido la mañana de este viernes. Lo ha hecho de manera telématica, presidiendo desde el Palacio de la Zarzuela el acto que hace tan sólo unas horas Casa Real incluía en la agenda del Rey.

El Rey Felipe VI

    Con muy buen aspecto y presumiendo de la mejor de sus sonrisas, Don Felipe ha inaugurado, de modo virtual, el V Foro Regional de la Unión por el Mediterráneo, que ha comenzado hoy en Barcelona. Con traje y cobarta, y después de lametar su ausencia física en la ciudad condal, el Rey ha aludido a su cuarentena forzosa: "Querría haber estado presente en Barcelona, pero lamentablemente he tenido que estar confinado de manera preventiva por culpa de la pandemia".

    A continuación, el Rey, demostrando que está en plena forma, ha dado un discurso en inglés y otro en español para ianugurar el Foro Regional que refleja la importancia que el Mediterráneo - que ha definido como un "espacio de paz y estabilidad, con intercambios mutuamente enriquecedores en los ámbitos humano y cultural" ha tenido a lo largo de la historia en Barcelona.

El Rey Felipe VI

   Pese a esta reaparición adelantada, Don Felipe continuará la semana que viene confinado y será la Reina Letizia la encargada de representar, en solitario, a la familia Real en los eventos previstos para los próximos días, y el lunes podremos verla en Valencia presidiendo, en solitario, la entrega de los Premios Rey Jaume I