13 de agosto de 2020
6 de agosto de 2009

Mónica Rodríguez, de "hay alguien ahí", una pequeña gran estrella de la televisión

Por Nuria Chavero

Tiene tan sólo diez años y ya se ha convertido en toda una estrella de la pequeña pantalla. Mónica Rodríguez, Ana en "Hay alguien ahí", ha conseguido gran popularidad en su debut como actriz. Y es que la pequeña madrileña siempre tuvo muy claro que quería ser actriz, y los responsable del casting de la serie de Cuatro lo tuvieron aun más en cuanto la conocieron.

Simpática y muy presumida, así es la pequeña protagonista de una de las series de mayor éxito de la pasada temporada televisiva. Ahora, en pleno rodaje de la que será la segunda temporada, Mónica nos recibe en el plató de "Hay alguien ahí", en el que se suceden todas las terroríficas historias que giran entorno a la familia Pardo. Una buena ocasión para conocer más de cerca a Moni y ver cómo es su día a día desde que se convirtiese en una pequeña gran estrella...

- Mónica, éste es tu primer trabajo como actriz y ha sido todo un éxito. ¿Cómo lo estás viviendo?

- Genial. Lo que más me gusta de trabajar en la serie es que he podido conocer a gente nueva, y hablo con ellos por teléfono y por Internet. (Sonríe) No sé qué voy a hacer cuando la serie se termine...

- Te dará mucha pena...

- Sí. Cuando se termine voy a llorar mucho.

- Todo esto comenzó, Mónica, porque tu hacías teatro en el cole. ¿Pero cómo llega a ti la oportunidad de participar en "Hay alguien ahí"?

- Me presenté a un casting. Me había hecho a la idea de que no me iban a coger pero me eligieron. Mi madre y yo estábamos muy nerviosas (ríe).

- Os pondríais muy contentas cuando os dijeron que eras tú la elegida.

- Sí. Estábamos en casa de mis abuelos y llamaron a mi madre diciéndole que me habían elegido. Nos pusimos todos a dar brincos (ríe). Mi hermana pequeña no paraba de gritar que iba a salir en la tele (risas).

- ¿Cómo te ves en la tele, Mónica?

- Bien. Pero es gracioso ver la serie con mi familia porque mis hermanas se tapan la cara cuando sale algo de miedo... (Ríe) Luego me regañan por los sustos que les doy, me dice: "¡Moni, no nos hagas esto!" (risas).

- ¿Tú no pasas miedo durante el rodaje?

- En algunos momentos.

- Mónica, ¿a ti te dan miedo los fantasmas?

- Nunca he creído que existieran los fantasmas, y menos esos que salen en la tele que van con una sábana por encima y con dos agujeros para los ojos (ríe). Pero esta serie me está haciendo preguntarme si existen.

- Pero a tu personaje, a Ana, no le asustan...

- Ni a mi. Además, ahora ya tengo trucos por si algún día me aparece uno (risas). Como en la tele soy amigo de uno, ya sé cómo tratarles (risas).

- Compaginas la tele con el cole. ¿Qué te dicen tus compañeros de clase?

- Cuando voy me hacen un recibimiento grandísimo. Y cuando me tengo que ir porque tengo que grabar se despiden de mi muy bien (sonríe).

- Son fans tuyos.

- Algunos sí y otros no. Medio, medio. Por lo menos siguen la serie algunos, aunque como es tan tarde...

- ¿De pequeña ya tenías claro que querías ser actriz?

- Sí. Sabía que quería ser o actriz o granjera. Y al final me ha salido el ser actriz y para mi es mejor (sonríe).

- ¿En tu familia hay algún actor?

- No, ninguno. Yo soy la primera. Mi hermana mayor quiere ser periodista, mi padre es veterinario y mi madre es profesora.

- A lo mejor tu hermana pequeña quiere seguir tus pasos...

- (Sonríe) No lo sabemos aún. Pero le gustan tanto los animales que será como mi padre, veterinaria. Además, mi abuelo también era veterinario, así que estaría guay que alguna lo heredemos.

- Cuando termine la serie, Mónica, a parte de echar de menos a tus compañeros, ¿quieres seguir tu carrera como actriz?

- Dicen mis padres que tengo que centrarme en mis estudios, aunque a mi me gustaría seguir. Pero cuando termine supongo que me dedicaré a estudiar mucho y disfrutar de mis amigos.

- ¿Y de mayor serás actriz o estudiarás alguna otra cosa?

- Actriz (sonríe). Pero como en este trabajo no te aseguran nada, estudiaré alguna carrera que tenga que ver con los animales. No veterinaria porque no me gusta ver sufrir a los animalitos, pero sí biología o algo así.