14 de agosto de 2020
24 de abril de 2020

La biodiversidad oceánica es constante hace cientos de millones de años

La biodiversidad oceánica es constante hace cientos de millones de años
Recreación de la biodiversidad en los antiguos océanos - SMITHSONIAN INSTITUTE/ELEANOR KISH

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una nueva forma de ver la evolución marina en los últimos 540 millones de años ha demostrado que los niveles de biodiversidad en nuestros océanos se han mantenido bastante constantes, en lugar de aumentar continuamente en los últimos 200 millones de años, como pensaban los científicos anteriormente, según publica la revista 'Science'.

Un equipo dirigido por investigadores de la Facultad de Geografía, Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de Birmingham ha utilizado un enfoque de big data para estudiar esta cuestión, que ha sido cuestionada por los paleobiólogos en los últimos años.

Utilizando datos fósiles recopilados durante los últimos dos siglos y compilados por cientos de investigadores en la Base de datos de Paleobiología durante los últimos 20 años, el equipo pudo mostrar patrones de diversidad a escala regional a lo largo del tiempo geológico desde la llamada Explosión del Cámbrico: el punto en el que la mayoría de los principales grupos de animales comenzaron a aparecer en el registro fósil, hasta el día de hoy.

El doctor Roger Close, quien dirigió la investigación, explica en un comunicado que "los estudios de la diversidad de animales marinos en los últimos quinientos millones de años se han centrado históricamente en estimar cómo la diversidad global cambió con el tiempo. El problema es que el registro fósil no es realmente global, porque tanto la cantidad como las partes del mundo que realmente se conservan en el registro fósil cambian mucho a través del tiempo geológico. Esto significa que las llamadas curvas de diversidad "globales" son engañosas", advierte.

"Para solucionar este problema, estudiamos la diversidad a escalas espaciales regionales. Esto significaba que podíamos enfocarnos en lugares y tiempos que son bien conocidos en el registro fósil --prosigue--. Al comparar regiones geográficas que eran similares en tamaño, podríamos mostrar cómo los marinos la diversidad animal variaba tanto en el tiempo como en el espacio".

Utilizando estas estimaciones para regiones geográficas específicas, el equipo también pudo estimar la influencia de otros factores ambientales, como los sistemas de arrecifes de coral. En este nivel más localizado, es posible ver variaciones significativas en la diversidad en todo el mundo dentro de intervalos de tiempo, tal vez en respuesta a las diferencias ambientales.

"Pensamos en los arrecifes de hoy como puntos calientes de diversidad, responsables de albergar una cantidad desproporcionada de especies animales --explica Close--. Por lo tanto, en áreas donde hay una mayor proporción de arrecifes, la diversidad inevitablemente será mayor".

"Es importante destacar que, aunque no encontramos ninguna evidencia de que la diversidad aumentara de manera continua y sostenida a través de largos intervalos de tiempo geológico. Esta es una desviación importante de estudios previos de diversidad global", enfatiza.

Close añade que estos estudios concluyeron que la biodiversidad de animales marinos había aumentado constantemente durante los últimos 200 millones de años, que culminó en niveles modernos que fueron mayores que cualquier otro punto en la historia de la Tierra. "Por el contrario, nuestro trabajo sugiere que los niveles modernos de biodiversidad, al menos en las escalas regionales que estudiamos, no son excepcionales", destaca.

Curiosamente, los investigadores observaron un punto en el registro fósil donde hubo un cambio radical en la diversidad. El equipo encontró esta evidencia al final del período Cretácico, cuando los dinosaurios se extinguieron.

"No mucho después de esta devastadora extinción masiva, vemos un claro cambio hacia una mayor diversidad regional. Esto probablemente tuvo algo que ver con la reorganización ecológica después de que muchas especies fueron aniquiladas. En particular --continúa--, vemos un rebote a una diversidad mucho más alta entre los gasterópodos, un gran grupo de invertebrados que incluye caracoles y babosas. Esto sugiere que una pérdida tan extendida de especies despejó el espacio para que otros grupos explotaran, y los gasterópodos pudieron aprovechar esto".

"Cuando se observa estos grupos de animales individuales, se puede ver fluctuaciones en la diversidad que a menudo son sustanciales. Pero en conjunto, estos patrones se suman a uno de diversidad restringida --explica el doctor--. Algunos grupos pueden beneficiarse de la desgracia de otros, pero los niveles generales de diversidad que vemos han permanecido bastante estables durante cientos de millones de años".

Para leer más