La industria pesquera amenaza con el colapso de las aves marinas

La industria pesquera amenaza con el colapso de las aves marinas
7 de diciembre de 2018 DAVID GREMILLET/CURRENT BIOLOGY

   MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Las pesquerías industriales están matando de hambre a aves marinas como pingüinos y golondrinas al competir por las mismas fuentes de presas.

   En un estudio publicado en Current Biology, investigadores encontraron que el consumo anual de alimento de aves marinas disminuyó de 70 a 57 millones de toneladas entre 1970 y 2010. Mientras tanto, las pesquerías aumentaron sus capturas de posibles presas de aves marinas de un promedio de 59 millones de toneladas en los años 70 y 80 a 65 millones de toneladas anuales en los últimos años.

   "Las pesquerías persisten en matar de hambre a una comunidad de aves marinas que se desvanece, como una boa que aprieta su presa", dijo David Grémillet, autor principal del estudio e investigador del Centro Nacional Francés para la Investigación Científica. "A pesar del hecho de que la comunidad mundial de aves marinas se está reduciendo, el nivel de competencia entre las aves marinas y las pesquerías se mantuvo igual entre los años 1970-1980 y 1990-2000".

   Esta disminución en el suministro de alimentos está poniendo en riesgo a las aves marinas, lo que las convierte en el grupo de aves más amenazadas, con un 70% de disminución de la población a nivel comunitario en las últimas siete décadas.

   "Desde los años 70 y 80, hemos perdido una cuarta parte de todos los pingüinos y casi la mitad de los charranes y fragatas", dijo Grémillet en un comunicado. "Mientras tanto, la competencia de pesca de aves marinas sigue aumentando en áreas como las plataformas asiáticas, el mar Mediterráneo, el mar de Noruega y la costa de California".

   Los investigadores mapearon dónde las aves marinas capturaron sus presas, calcularon cuánto y qué consumían en función de lo que se sabe sobre sus dietas y su ingesta calórica, y compararon esa información con los mapas globales de la iniciativa Sea Around Us de capturas pesqueras de especies objetivo tanto de aves marinas como de barcos pesqueros.

   "En total, analizamos el comportamiento de mil millones de aves marinas individuales a lo largo de cuatro décadas, que es aproximadamente el 60 por ciento de la población mundial de aves marinas", dijo Deng Palomares, coautor del estudio y director del proyecto Sea Around Us en el Instituto para los Océanos y la Pesca de la Universidad de Columbia Británica. "Los que se alimentan de calamares, krill antártico y peces pequeños de 'agua media', como los arenques y las sardinas, son los que más sufren".

   Palomares explicó que es necesario actuar con urgencia porque no solo las aves marinas mueren de hambre cuando participan en la competencia desleal de los alimentos con embarcaciones masivas, sino que también se enredan en los artes de pesca y en las grandes cantidades de desechos plásticos que flotan en los océanos del mundo.

   "Además, están amenazados por la contaminación por hidrocarburos, la introducción de depredadores no nativos en sus colonias, la destrucción y los cambios en sus hábitats por la actividad humana y los cambios ambientales y ecológicos causados por el cambio climático. Si no hacemos algo, las poblaciones de aves marinas van a colapsar", dijo el investigador de Sea Around Us.

Contador

Últimas noticias