4 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

El único paso profundo Ártico-Atlántico, convertido en sumidero de plástico

El único paso profundo Ártico-Atlántico, convertido en sumidero de plástico
Mediciones en el Estrecho de Fram - ALFRED-WEGENER-INSTITUT, MELANIE BERGMANN

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Estrecho de Fram, entre Groenlandia y la isla Spitsbergen, ha sido identificado como sumidero de microplásticos en el flujo océanico entre el Ártico y el Atlántico Norte, en toda la columna de agua y con concentraciones particularmente altas en el fondo marino.

Científicos del Instituto Alfred Wegener, el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI) han descubierto que las dos corrientes oceánicas principales en el estrecho de Fram transportan las partículas de plástico microscópicamente pequeñas a la región entre Groenlandia y Spitsbergen desde el Ártico y el Atlántico Norte. Al pasar por el Estrecho, muchas partículas eventualmente derivan al fondo marino, donde se acumulan. Los expertos informan sobre este fenómeno en un estudio recién publicado en la estimada revista Environmental Science & Technology.

El estrecho de Fram es el único paso profundo entre los océanos Ártico y Atlántico. En sus aguas, que alcanzan profundidades de 5.600 metros, dos corrientes opuestas fluyen una junto a la otra como una carretera submarina. En el "carril" oriental, la Corriente del Oeste de Spitsbergen transporta agua tibia al norte desde el Atlántico, mientras que en el otro carril, la Corriente del Este de Groenlandia mueve el hielo marino y el agua gélida hacia el sur desde el Ártico.

Esta combinación extraordinaria de circunstancias es probablemente la razón por la cual los investigadores detectaron cantidades extremadamente altas de partículas microplásticas en el sedimento y los niveles intermedios en la columna de agua en el verano de 2016 mientras recolectaban muestras de agua y lecho marino en el observatorio del fondo del Ártico HAUSGARTEN en Estrecho de Fram.

"Encontramos la mayor concentración de partículas microplásticas en el agua en nuestro punto de muestreo más al norte, cerca del borde del hielo marino", informa el biólogo y primer autor de AWI, Mine Tekman. En el área técnicamente denominada zona de hielo marginal, un metro cúbico de agua superficial contenía más de 1.200 partículas microplásticas, aunque esto no fue una sorpresa para los investigadores. "De estudios anteriores, sabíamos que el hielo marino del Ártico puede contener hasta 12.000 partículas microplásticas por litro de agua de deshielo. Cuando este hielo llega al final de su viaje y se derrite en el estrecho norte de Fram, lo más probable es que libere su carga microplástica en el mar, lo que explicaría la alta concentración en las aguas superficiales ", agrega en un comunicado.

En contraste, el nivel de contaminación fue 16.000 veces mayor en sedimentos en el fondo del estrecho de Fram. El análisis de muestras de sedimentos con un espectrómetro infrarrojo con transformada de Fourier (FTIR) reveló hasta 13.000 partículas microplásticas por kilogramo de sedimento. "Esta gran cantidad de partículas y los diversos tipos de plástico que encontramos en el sedimento confirman que el microplástico se acumula continuamente en el fondo marino del estrecho de Fram. En otras palabras, el fondo del mar en esta región es un sumidero de partículas de plástico microscópicamente pequeñas". dice la experta y coautora de aguas profundas de AWI, la doctora Melanie Bergmann.

Esta visión fue confirmada por el modelo de circulación oceánica, en el que los expertos simularon la ruta de las partículas microplásticas al estrecho de Fram. Dependiendo del tamaño de partícula, tipo de plástico, velocidad de hundimiento y profundidad del agua, algunas partículas viajaron hasta 650 kilómetros antes de descansar en el fondo del océano. "Los resultados de nuestro modelo refutan la noción de que las partículas microplásticas podrían hundirse rápida y casi verticalmente en el fondo", dice Melanie Bergmann. De hecho, los desechos plásticos son atrapados por las corrientes oceánicas y pueden desplazarse a grandes distancias. Especialmente la agregación con material orgánico como restos de algas es lo que hace que las partículas se hundan desde la superficie a través de la columna de agua hasta el fondo marino.

Con respecto al estrecho de Fram, esto significa que la mayoría de las partículas de plástico almacenadas en su fondo probablemente provengan de regiones remotas; Por ejemplo, la Corriente del Este de Groenlandia transporta microplásticos desde el Océano Ártico hasta la ladera oriental de Groenlandia. Mientras recolectaban muestras en su cuenca, los investigadores encontraron sobre todo etileno-acetato de vinilo, un tipo de plástico utilizado para revestimientos, lacas, papel, embalajes y suelas de zapatos. En contraste, la corriente oeste de Spitsbergen transporta partículas de las aguas al sur de Spitsbergen al estrecho de Fram. Este hallazgo también se reflejó en la mezcla plástica encontrada en las muestras respectivas.

Para leer más