19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 10 de julio de 2019

    Las cabras pueden distinguir emociones en las llamadas de otras cabras

    Las cabras pueden distinguir emociones en las llamadas de otras cabras
    CabraPIXABAY - ARCHIVO

       MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

       Las cabras probablemente pueden distinguir los cambios emocionales sutiles en las llamadas de otras cabras, según un nuevo estudio dirigido por la Universidad Queen Mary de Londres.

       Los investigadores midieron los cambios de comportamiento y fisiológicos en las cabras para determinar si pueden diferenciar entre llamadas relacionadas con emociones positivas y negativas.

       Descubrieron que cuando cambiaba la emoción de una llamada, también cambiaba la probabilidad de que las cabras miraran hacia la fuente del sonido, lo que sugiere que pueden distinguir el contenido emocional de las llamadas de otra cabra.

       El estudio, publicado en la revista 'Frontiers in Zoology', también muestra que la variabilidad de la frecuencia cardíaca de las cabras, la variación en el tiempo entre cada latido cardíaco, fue mayor cuando las llamadas positivas se jugaron en comparación con las llamadas negativas.

       Juntos, estos resultados proporcionan la primera evidencia sólida de que las cabras no solo pueden distinguir las variantes de las llamadas según la emoción que transmiten, sino también que sus propias emociones están potencialmente afectadas.

       El estudio se llevó a cabo en colaboración con la Universidad de Roehampton (Reino Unido), La Escuela Politécnica Federal (ETH) de Zúrich (Suiza) y la Universidad de Turín (Italia).

       Luigi Baciadonna, autor principal del estudio de la Universidad Queen Mary de Londres, explica en un comunicado que, "a pesar de su importancia evolutiva, la comunicación social de las emociones en animales todavía no se comprende bien. Nuestros resultados sugieren que no solo son atentos sino que también podrían ser sensibles a los estados emocionales de otros individuos".

       Muchos animales sociales viven en condiciones ambientales donde los individuos no siempre están en contacto visual entre sí durante el día o la noche y, por lo tanto, podrían adquirir una ventaja evolutiva a través de la discriminación del contenido emocional de las llamadas de otros de su especie.

       Elodie Briefer, coautora y autora del estudio, que trabajaba en ETH Zurich durante la investigación y ahora está en la Universidad de Copenhague, señala que, "expresando emociones con vocalizaciones y pudiendo detectar y compartir el estado emocional de otro animal de la misma especie puede facilitar la coordinación entre los individuos en un grupo y fortalecer los lazos sociales y la cohesión grupal".

       Finalmente el doctor Alan McElligott, quien dirigió el estudio en la Universidad Queen Mary de Londres y ahora está en la Universidad de Roehampton, agrega que "percibir el estado emocional de otro individuo a través de sus vocalizaciones y ser afectado por esas vocalizaciones tiene implicaciones importantes en cómo cuidamos a los animales domésticos, y en particular especies de ganado".