1 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

OSIRIS-REx ya atesora su precioso cargamento de muestras de Bennu

OSIRIS-REx ya atesora su precioso cargamento de muestras de Bennu
Estiba de la muestra de Bennu en un recipiente de la nave OSIRIS-R4Ex - NASA/GODDARD/UNIVERSITY OF ARIZONA/LOCKHEED MARTIN

   MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La nave OSIRIS-REx de la NASA ha almacenado con éxito la cápsula de retorno de muestras del asteroide Bennu con abundante contenido, marcando el final de una de las fases críticas de la misión.

   El equipo de la misión pasó dos días trabajando las 24 horas para llevar a cabo el procedimiento de estiba, y los preparativos para el evento de estiba comenzaron el fin de semana pasado.  La toma de muestras se produjo el 20 de octubre.

   Para que la nave espacial procediera con cada paso de la secuencia de almacenamiento, el equipo tuvo que evaluar las imágenes y la telemetría del paso anterior para confirmar que la operación fue exitosa y que la nave espacial estaba lista para continuar. Dado que OSIRIS-REx se encuentra actualmente a más de 330 millones de kilómetros de la Tierra, esto requirió que el equipo también trabajara con un retraso de tiempo superior a 18,5 minutos para las señales que viajan en cada dirección.

   A lo largo del proceso, el equipo OSIRIS-REx (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, Security, Regolith Explorer)  evaluó continuamente la alineación de la muñeca del Mecanismo de adquisición de muestras Touch-and-Go (TAGSAM) para asegurarse de que la cabeza del recolector se colocaba correctamente en el SRC. Además, el equipo inspeccionó imágenes para observar cualquier material que se escape del cabezal recolector y confirmar que ninguna partícula obstaculizaría el proceso de estiba.

   Las imágenes de la cámara StowCam de la secuencia de estiba muestran que algunas partículas escaparon durante el procedimiento de estiba, pero el equipo confía en que queda una gran cantidad de material dentro de la cabeza.

   "Dada la complejidad del proceso para colocar la cabeza del recolector de muestras en el anillo de captura, esperábamos que fueran necesarios algunos intentos para colocarla en la posición perfecta", dijo en un comunicado Rich Burns, gerente de proyecto OSIRIS-REx en el Centro Goddard de la NASA. "Afortunadamente, la cabeza fue capturada en el primer intento, lo que nos permitió ejecutar rápidamente el procedimiento de estiba".

   En la noche del 27 de octubre, el brazo TAGSAM de la nave espacial había colocado la cabeza del colector en el SRC. A la mañana siguiente, el equipo de OSIRIS-REx verificó que la cabeza del recolector estuviera completamente sujeta a la cápsula mediante una "verificación de retroceso". Esta secuencia ordenó al brazo de TAGSAM que intentara retroceder fuera de la cápsula, lo que tiró de la cabeza del recolector y aseguró que los pestillos estuvieran bien asegurados.

   Thomas Zurbuchen, administrador asociado de ciencia de la NASA en la sede de la agencia en Washington, dijo. "Lo que hemos hecho es una verdadera primicia para la NASA y nos beneficiaremos durante décadas de lo que hemos podido lograr en Bennu".

   En la tarde del 28 de octubre, luego de la verificación de retroceso, el equipo de la misión envió comandos para desconectar las dos partes mecánicas del brazo TAGSAM que conectan el cabezal del muestreador al brazo. La nave espacial primero cortó el tubo que transportaba el gas nitrógeno que agitó la muestra a través del cabezal TAGSAM durante la recolección de la muestra, y luego separó el cabezal recolector del propio brazo TAGSAM.

   Esa noche, la nave espacial completó el paso final del proceso de almacenamiento de muestras: cerrar el SRC. Para asegurar la cápsula, la nave espacial cerró la tapa y luego aseguró dos pestillos internos. A finales del 28 de octubre, la muestra de Bennu se almacenó de forma segura y quedó lista para su viaje a la Tierra.

   El proceso de estiba, originalmente programado para comenzar a principios de noviembre, se aceleró después de la recolección de muestras cuando el equipo de la misión recibió imágenes que mostraban la cabeza recolectora de la nave espacial rebosante de material. Las imágenes indicaron que la nave espacial recogió más de 60 gramos de material de superficie de Bennu, y que algunos de estos partículas parecían escapar lentamente de la cabeza. Una solapa de mylar diseñada para mantener la muestra dentro de la cabeza parecía estar abierta por algunas rocas más grandes. Ahora que la cabeza está segura dentro del SRC, ya no se perderán partes de la muestra.

   El equipo OSIRIS-REx ahora se centrará en preparar la nave espacial para la siguiente fase de la misión: el crucero de regreso a la Tierra. La ventana de salida se abre en marzo de 2021 para que OSIRIS-REx comience su viaje a casa, y la nave espacial tiene como objetivo la entrega del contenedor de muestras a la Tierra el 24 de septiembre de 2023.

Para leer más