11 de julio de 2020
3 de junio de 2020

Hojas de helecho, el último banquete de un gran dinosaurio

Hojas de helecho, el último banquete de un gran dinosaurio
Recreación del dinosaurio blindado Borealopelta markmitchelli - JULIUS CSOTONYI ROYAL TYRRELL MUSEUM OF PALAEONTOL

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Hace más de 110 millones de años, un pesado dinosaurio blindado de 1.300 kilos comió su última comida, murió y fue arrastrado al mar en lo que ahora es el norte de Alberta (Canadá). La bestia se hundió sobre su espinosa espalda, agitando el lodo en el fondo marino que la sepultó, hasta que su cuerpo fosilizado fue descubierto en una mina cerca de Fort McMurray en 2011.

Desde entonces, los investigadores del Museo Royal Tyrrell de Paleontología en Drumheller,  la Universidad de Brandon y la Universidad de Saskatchewan (USask) han estado trabajando para desbloquear los muchos secretos de este gran nodosaurio blindado (un tipo de anquilosaurio) , incluido en un nuevo esrtudio qué fue lo último que comió.

"El hallazgo del contenido estomacal real preservado de un dinosaurio es extraordinariamente raro, y este estómago recuperado del nodosaurio momificado por el equipo del museo es, con mucho, el estómago de dinosaurio mejor conservado que se haya encontrado hasta la fecha", dijo en un comunicado Jim Basinger, geólogo de USask. miembro del equipo que analizó el contenido del estómago del dinosaurio, una masa distinta del tamaño de una pelota de fútbol.

Se ha especulado mucho sobre lo que comieron los dinosaurios, pero se sabe muy poco. En un artículo recién publicado en Royal Society Open Science, el equipo dirigido por el paleontólogo del Museo Royal Tyrrell, Caleb Brown, y el biólogo de la Universidad de Brandon, David Greenwood, proporciona evidencia detallada y definitiva de la dieta de los dinosaurios grandes que comieron plantas, algo que no se conocía de forma concluyente para ningún dinosaurio herbívoro.

Estudios anteriores habían mostrado evidencia de semillas y ramitas en el intestino, pero estos estudios no ofrecieron información sobre los tipos de plantas que se habían comido. Si bien la forma de los dientes y la mandíbula, la disponibilidad y digestibilidad de las plantas han alimentado una especulación considerable, las plantas específicas que los dinosaurios herbívoros consumieron han sido en gran medida un misterio.

Entonces, ¿cuál fue la última comida de Borealopelta markmitchelli (que significa "escudo del norte" y reconoce a Mark Mitchell, el técnico del museo que pasó más de cinco años exponiendo cuidadosamente la piel y los huesos del dinosaurio de la roca marina fosilizada)? "La última comida de nuestro dinosaurio fue principalmente hojas de helecho: 88 por ciento de material de hoja masticado y siete por ciento de tallos y ramitas", dijo en un comunicado Greenwood, quien también es profesor adjunto de USask.

"Cuando examinamos secciones delgadas del contenido del estómago bajo un microscopio, nos sorprendió ver material vegetal bellamente conservado y concentrado. En las rocas marinas casi nunca vemos una conservación tan excelente de las hojas, incluida la esporangia microscópica de helechos que producen esporas".

Los miembros del equipo, Basinger, Greenwood y la estudiante graduada de la Universidad de Brandon, Jessica Kalyniuk, compararon el contenido del estómago con plantas alimenticias que se sabe que están disponibles a partir del estudio de las hojas fósiles del mismo período en la región. Descubrieron que el dinosaurio era quisquilloso y elegía comer helechos particulares (leptosporangiate, el grupo más grande de helechos de la actualidad) sobre otros, y no comer muchas hojas de cícadas y coníferas comunes en el paisaje del Cretácico temprano.

Específicamente, el equipo identificó 48 palinomorfos (microfósiles como el polen y las esporas) que incluyen musgo o hepática, 26 clubmosses y helechos, 13 gimnospermas (en su mayoría coníferas) y dos angiospermas (plantas con flores).

"Además, hay una cantidad considerable de carbón en el estómago por fragmentos de plantas quemadas, lo que indica que el animal estaba navegando en un área recientemente quemada y estaba aprovechando un incendio reciente y la descarga de helechos que con frecuencia emerge en un paisaje quemado", dijo Greenwood .

"Esta adaptación a la ecología del fuego es información nueva. Al igual que los grandes herbívoros vivos hoy en día, como los alces y los ciervos, y los elefantes en África, estos nodosaurios por su alimentación habrían dado forma a la vegetación del paisaje, posiblemente manteniendo áreas más abiertas por su pastoreo. "

El equipo también encontró gastrolitos o piedras de molleja, generalmente tragados por animales como los dinosaurios herbívoros y aves de hoy como los gansos para ayudar a la digestión.

"También sabemos que, según lo bien conservados que estén los fragmentos de la planta y el animal, la muerte y el entierro del animal deben haber seguido poco después de la última comida", dijo Brown. "Las plantas nos dan una idea mucho mejor de la estación que los animales, e indican que la última comida y la muerte y sepultura del animal ocurrieron a fines de la primavera hasta mediados del verano".