7 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

El acusado de violar y matar a una menor en Chella lo niega: "La abrazó para callarla y no fue consciente de su fuerza"

El acusado de violar y matar a una menor en Chella lo niega: "La abrazó para callarla y no fue consciente de su fuerza"
Acusado de matar a una menor de 15 años en Chella, durante el juicio - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un joven acusado de violar y asesinar a una amiga suya, de 15 años, en la localidad valenciana de Chella, ha negado los hechos a través de su letrado, quien ha manifestado que se trata de un homicidio imprudente: "Tras una acalorada discusión, la abrazó para callarla y no fue consciente de su fuerza. Luego quiso reanimarla pero no pudo y entró en shock".

El joven se ha sentado este lunes ante un jurado popular en València y se enfrenta a prisión permanente revisable por el delito de asesinato --la máxima pena que se puede pedir en España--, según reclama la Fiscalía y la acusación particular. También le acusan de un delito de agresión sexual con penetración vaginal y anal, por el que el ministerio público reclama 15 años y una responsabilidad civil de 130.000 euros en total.

La defensa, por su parte, atribuye al acusado un delito de homicidio imprudente por el que le solicita una pena de cuatro años de prisión con la circunstancia eximente incompleta de consumo de drogas y trastorno mental transitorio.

La familia y amigos de la víctima, que se han concentrado a las puertas de la Ciudad de la Justicia, ha reclamado que se aplique la condena permanente revisable, aunque ha recalcado que "nada" compensará la muerte de Vanesa, ha comentado su hermana Alba.

Por su parte, el abogado de la familia, en declaraciones a los medios antes del proceso de selección del jurado, ha señalado que la familia confía en que se dicte prisión permanente revisarle porque hay "pruebas muy contundentes". Ha comentado que sus seres queridos están muy nerviosos porque llevan cuatro años esperando el inicio del juicio y confían en que se haga justicia.

El suceso se remonta al 26 de octubre de 2016, cuando el joven contactó con la menor y la citó en su antiguo domicilio familiar, tal y como recoge el relato del ministerio público.

La menor --siempre según el mismo relato de la acusación-- acudió a la vivienda del acusado y tras negarse a mantener relaciones sexuales, él la violó, la golpeó y la estranguló hasta la muerte. Después se deshizo del cadáver en una sima de la población, donde lo arrojó con la intención de que no pudiera ser encontrado.

El joven tendrá la oportunidad de defenderse de estas manifestaciones mañana, pero por el momento su abogado, quien ve "desproporcionada" e "interesada" la petición de prisión permanente revisable, las ha negado. Según ha explicado, el día del suceso su representado había estado consumiendo sustancias tóxicas y entabló una discusión con la víctima después de que le confesara que le gustaba una amiga suya.

La víctima, según ha relatado la defensa, entró entonces en cólera, se puso histérica y él intentó agarrarla para callarla: "La abrazó para callarla y no fue consciente de su fuerza", ha explicado el letrado.

Cuando se dio cuenta de que la joven no reaccionaba, intentó reanimarla sin éxito y entró en shock en este acto "involuntario", ha dicho. Así, decidió envolver el cuerpo sin vida con una manta y lo arrojó en una sima. "Fue una torpeza inmensa", ha agregado, al tiempo que ha negado que buscara la profanación.

"Trató de encubrir los hechos de manera torpe por el temor y el pánico que sintió, pero no hubo profanación. Estaba conmocionado y afectado por las drogas", ha reiterado. Además, ha subrayado que en la escena del crimen no se encontró restos de ninguna pelea, ni tampoco ADN del acusado en la víctima.

Contador

Lo más leído en C. Valenciana