7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

Alicante.-Sucesos.-El detenido por la muerte de su mujer en la Vall d'Alcalà fue quien denunció su desaparición en 2006

ALICANTE, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El individuo detenido hace unos días en Inglaterra como presunto autor de la muerte de una mujer, una ciudadana inglesa de unos 58 años cuyo cadáver fue hallado ayer escondido en un paraje de la Vall de Alcalà (Alicante) gracias a la confesión del propio acusado, era el marido de la víctima, que había denunciado su desaparición hace dos años, según confirmaron hoy en un comunicado fuentes de la Comandancia de Alicante.

Los efectivos de la Policía británica y de la Guardia Civil localizaron ayer el cuerpo sin vida de una mujer escondido debajo de unas piedras en un paraje de la Vall d'Alcalà (Alicante). Para ello, contaron con las indicaciones recogidas en la confesión del presunto autor de la muerte, un ciudadano inglés que fue detenido hace unos días y que se encuentra ya en prisión en su país de origen en relación con los hechos.

La desaparición de la mujer, identificada como P. Philips, había sido denunciada por el propio marido el 30 de julio de 2006 en el municipio valenciano de Oliva. A raíz de esta denuncia, la Guardia Civil de Valencia abrió una investigación para esclarecer las circunstancias "sospechosas" que rodearon el caso.

Así, las averiguaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en colaboración con la policía del condado inglés de Warwickshire, permitieron detener al marido de la desaparecida hace unos días en Inglaterra.

Tras tomarle declaración, y en base a la presunta confesión del detenido, los agentes británicos acudieron ayer a la Vall d'Alcalà provistos de una misión rogatoria para inspeccionar la zona y apoyados por efectivos de la Guardia Civil rastrearon el paraje en el que el marido declaró haberla escondido.

Así, a última hora de la tarde de ayer, los efectivos consiguieron localizar el cadáver de la mujer debajo de unas piedras, junto a la carretera CV-712, en las proximidades de un merendero y de una antigua cava de hielo.

Los investigadores han analizado al detalle el punto en el que se produjo el hallazgo, con el fin de reunir todas las pruebas posibles sobre las circunstancias en las que se produjo la muerte de la mujer.

El juez ordenó esta mañana el levantamiento del cadáver y su traslado a dependencias forenses, donde está previsto que se le practique la autopsia para determinar la causa de la muerte y para confirmar la identidad de la víctima.