22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Apicultores de la Unió se concentran para protestar por la "pasividad y dejadez" del Consell ante sus "problemas"

    VALENCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El sector apícola de La Unió se concentró hoy a las puertas de la Conselleria de Agricultura de Valencia para protestar por "la manifiesta pasividad y dejadez" de la Generalitat valenciana ante los "problemas" que padece este sector, según informó la organización agraria en un comunicado. Así, los asistentes mostraron su "malestar" por la actitud de "desprecio" de la administración autonómica, ya que tras dos años de negociación e interlocución con la Conselleria, "la mayoría de los asuntos siguen sin resolverse".

    En este sentido, La Unió consideró que el departamento de Agricultura "pone numerosas trabas e impedimentos a los apicultores valencianos para desarrollar de forma normal su actividad, sin darse cuenta de que se trata de un sector que, además de producir riqueza para el conjunto de la economía de la Comunitat Valenciana, es clave para el mantenimiento del medio ambiente y la biodiversidad".

    Así, la entidad señaló como principal reivindicación que este año "se ha puesto en marcha el decreto de la 'pinyolà', que aleja una vez más a los apicultores de las plantaciones citrícolas, con la novedad de que por primera vez estos agricultores no cuentan con indemnizaciones, pese a las restricciones para producir la miel autóctona de azahar".

    Además, La Unió censuró que existe un "considerable retraso" en el cobro de las ayudas de los años 2007 y 2008 y que las subvenciones agroambientales concedidas "han defraudado tanto por su contenido como por su ridícula dotación". Por ello, los apicultores no descartan seguir con las acciones de protesta si la Conselleria de Agricultura continúa "sin apoyar al sector".

    Durante la concentración, los apicultores hicieron público un manifiesto en el que reivindican "poder trabajar como apicultor, sin limitaciones; unas ayudas agroambientales justas y a la altura del beneficio que aportan las abejas al medio ambiente; el cumplimiento inmediato de las promesas de la administración de compensar a los apicultores por su expulsión de las zonas citrícolas; una mayor investigación sanitaria en el sector; y la promoción del consumo de un producto artesanal".