26 de noviembre de 2020
22 de junio de 2018

La APV da el "primer paso" para el rescate de Unión Naval, donde se proyecta la futura terminal de cruceros

La ampliación norte del Puerto de València se retrasará hasta la aprobación del plan de empresa 2019

VALENCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de València (APV) ha dado este viernes el "primer paso" para el rescate de la concesión de Unión Naval --espacio donde se proyecta la futura terminal de cruceros--, con la aprobación de la "declaración de necesidad de rescate" de este astillero dedicado a la reparación de buques del Grupo Boluda.

Será en el siguiente consejo portuario en el que se debata la propuesta concreta de rescate y a partir de ahí, se estudiará el desarrollo de la zona con la terminal de cruceros y ferris.

Así lo ha anunciado el presidente de la APV, Aurelio Martínez, en una rueda de prensa en la que ha destacado que el ambiente con Unión Naval de Levante ha sido "como siempre, muy bueno".

Martínez ha explicado que el informe de la Cátedra Demetrio Ribes para ver la viabilidad de la nueva terminal de cruceros integral que aunará también ferris nacionales e internacionales, identifica algunos elementos cinco cosas a tener en cuenta a la hora de acometer las obras, que según el presidente de la APV, "no van a afectar para nada la terminal de cruceros y pasajeros".

Así, tal como sugiere el estudio, se mantendrían dos grúas antiguas en los muelles, un icónico depósito de agua, el edificio de Boluda, una grada y cinco naves de los astilleros.

A la vista de este informe, ha continuado, se celebrará una comisión la próxima semana junto al alcalde de València, Joan Ribó, en la que se abordarán también otros dos "debates": qué número de cruceristas puede recibir la ciudad y la necesidad de evitar emisiones contaminantes.

Martínez ha admitido la necesidad de emprender un "debate social" sobre cuántos cruceristas puede recibir la capital valenciana, y aunque es algo que no le corresponde al puerto, ha puntualizado, "nos interesa saber qué tiene en la cabeza la ciudad porque el diseño de la terminal está un poco condicionado a ese debate ciudadano".

El segundo debate, ha continuado, es sobre la necesidad de evitar las emisiones de contaminantes que puedan hacer estos cruceros, fundamentalmente de gas. Según ha explicado "la idea es que pasen a enchufarse a la red eléctrica y desactiven los motores. El problema es que no tenemos capacidad sufriente para dar luz a estos cruceros y nos va a obligar a probar alguna subestación que nos lo permita", ha apuntado.

En la misma línea, el alcalde de València, Joan Ribó, --que también ha participado en la reunión del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria--, ha apuntado que para que el muelle de cruceros pueda cambiar de ubicación que deberán garantizarse cuestiones medioambientales y evitarse molestias a los barrios de la ciudad más próximos a la nueva terminal.

El traslado llevará el muelle de cruceros a la actual ubicación de los astilleros de Unión Naval. Entre las condiciones que se plantean para ese cambio, Ribó ha apuntado que "los cruceros tienen que apagar sus motores y conectarse eléctricamente" para evitar molestias a los barrios cercanos.

El responsable municipal ha agregado que además "hace falte hacer un estudio serio de movilidad en la zona y ver el número máximo de cruceros que se puede aceptar en un momento determinado". Otro concionante es "que no haya ninguna afección negativa en las playas del sur" de València "por las modificaciones que se hagan en la ampliación norte y como consecuencia de eliminar la terminal de cruceros e introducir muelles para contenedores".

Asimismo, está la protección de "los edificios que tengan un valor de patrimonio industrial, histórico o artístico" en el nuevo emplazamiento. "Desde el Ayuntamiento de València estaremos vigilantes para que esto no provoque una afección negativa a los Poblats Marítims. Es un sí condicional, pero con la seguridad que estas condiciones se cumplan", ha subrayado el responsable municipal.

AMPLIACIÓN NORTE

En cuanto a la ampliación norte del Puerto de València, Martínez ha señalado que tienen que "retrasar un poco la ampliación norte porque esta inversión no estaba priorificada en el plan de empresa de este año y el plan empresa 2019, que nos lo tienen que aprobar, es donde incluiremos la planificación de inversiones". Hasta que no esté ese plan aprobado no podemos echar adelante y eso nos va a retrasar un poco el esquema", ha admitido.

En todo caso ha destacado que a todos los operadores con los que ha hablado la Autoridad Portuaria les ha parecido "interesante" esta ampliación. "No quiere decir que vayan a concursar pero hemos puesto en el mapa la importancia del Puerto de València y todo lo que va a entrañar la ampliación", ha remarcado.