23 de enero de 2020
6 de abril de 2010

Ayuntamiento y Consell piden con un requerimiento notarial a Cultura el informe favorable a la prolongación

VALENCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y la consellera de Cultura, Trini Miró, exigieron hoy por requerimiento notarial al Ministerio de Cultura que remita al consistorio valenciano y a la Generalitat una copia del informe del técnico de este ministerio que avaló la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar, a través de El Cabanyal-Canyamelar, según informó el Ayuntamiento en un comunicado.

Asimismo, indicó que este informe se excluyó del expediente con el que la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, concluyó que el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de El Cabanyal-Canyamelar, que contempla la prolongación de Blasco Ibáñez, suponía un "expolio" patrimonial.

El requerimiento notarial se notificó hoy al Ministerio de Cultura, en la persona de la Directora General de Bellas Artes, precisó el consistorio, que señaló que en él se recuerda que el Ministerio de Cultura dictó el pasado 5 de enero una orden que calificaba de "expolio" la prolongación de Blasco Ibáñez --en ejecución de la sentencia del TSJ de Madrid de 27 de septiembre de 2004, precisó--.

No obstante, la administración municipal destacó que "ni a la Generalitat ni al Ayuntamiento de Valencia se les dio traslado del expediente con carácter previo a adoptar ninguna decisión" a pesar de "ser directamente interesados en el mismo".

Ante esta situación, según recoge el requerimiento remitido a Cultura, se personaron en el ministerio los representantes de la Generalitat y del Ayuntamiento para requerir oficialmente copia íntegra del expediente y del informe realizado por el entonces subdirector general de Protección del Patrimonio Histórico, Luis Lafuente Batanero, con fecha 14 de julio de 2009, explicó el consistorio.

El Ayuntamiento agregó que en este documento se señalaba que no existía expolio en la actuación de El Cabanyal, al tiempo que resaltó que se trata de un texto que "desapareció del expediente definitivo". Igualmente, subrayó que "este técnico fue destituido por la ministra González-Sinde un mes y medio después de elaborar este informe".

Desde la administración local comentaron que el pasado 24 de marzo llegaron a la Conselleria de Cultura parte de los documentos solicitados, aunque "faltaba el mencionado informe de Lafuente".

"Ante tal omisión y el derecho que asiste a la Generalitat y al Ayuntamiento de Valencia para disponer de todos los documentos relacionados con la orden del Ministerio de Cultura 3631/2009, se requiere al ministerio para que, por mediación del notario y dentro del plazo de contestación, haga entrega a estas administraciones" de los documentos, plantea el requerimiento notarial.

Asimismo, indica, respecto al documento firmado por el entonces subdirector general de Patrimonio Histórico, que "los citados informes y documentos deberán ser aportados debidamente firmados por la autoridad que los emitió, significativamente el del 14 de julio de 2009, en cuanto ya ha resultado acreditada su existencia y firma, por la propia Dirección General de Bellas Artes".

"AUTORIDAD RESPONSABLE"

Por otro lado, tanto el Ayuntamiento de Valencia como Generalitat exigen que el Ministerio de Cultura "indique la autoridad responsable de la denegación, en su caso, de la aportación de los citados documentos, así como de los funcionarios o autoridad responsables de su custodia", señaló el consistorio.