17 de julio de 2019
  • Martes, 16 de Julio
  • 16 de abril de 2010

    CCOO PV denuncia un intento de agresiones y amenazas en la oficina de empleo de Juan Llorens

    VALENCIA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

    CCOO PV denunció hoy a través de un comunicado un "grave" altercado con un intento de agresiones y amenazas a los trabajadores de la oficina de empleo de Juan Llorenç. La sección sindical se ha puesto en contacto con la Dirección Provincial para solicitar la puesta en marcha del protocolo de agresiones y ha pedido una reunión "urgente" del Comité de Seguridad y Salud para que informe del alcance de este incidente.

    Según el sindicato, el altercado se registró el pasado 13 de abril cuando un ciudadano "perdió los nervios" al no poder cobrar la prestación y comenzó a golpear las mesas y sillas, mientras gritaba y amenazaba al personal y a la directora de la oficina que trató de calmarlo hasta que fue sacado de la oficina por el vigilante.

    Sin embargo, según CCOO PV, los hechos no finalizaron aquí, ya que al día siguiente por la mañana se presentó de nuevo en la oficina "con un cuchillo y palos exigiendo que se abriera la entidad para que se solucionara la situación". En este caso, fue necesaria la intervención de seis policías para poder reducirlo.

    CCOO PV lamentó la "desprotección" que sufren los trabajadores y trabajadoras del Servicio Público Estatal de Empleo así como las "condiciones inadecuadas y falta de medios materiales de las oficinas que no permiten prestar un servicio digno".

    Del mismo modo, señaló que con este caso "se evidencia la desprotección en la que se encuentran los ciudadanos que no tienen trabajo ni cobertura asistencial por el sistema de Seguridad Social al agotar la prestación y que provocan situaciones personales de frustración y desesperación que acaban repercutiendo en el propio personal del organismo que atiende a los ciudadanos y ciudadanas".

    Otro hecho denunciable, de acuerdo con CCOO PV, es "la falta de información que reciben los ciudadanos y ciudadanas que en definitiva convierte al organismo del Servicio Público de Empleo Estatal en un mero gestionador de conflicto social del desempleo asumiendo, no sólo la carga económica, sino la conflictividad en situaciones desesperadas".