23 de septiembre de 2020
6 de agosto de 2020

El Centre del Carme mira a la lucha feminista, la memoria y al confinamiento en sus exposiciones abiertas en agosto

El Centre del Carme mira a la lucha feminista, la memoria y al confinamiento en sus exposiciones abiertas en agosto
Exposición en el Centre del Carme - GVA

VALÈNCIA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centre del Carme Cultura Contemporània ofrece ocho exposiciones para este mes de agosto, con todas las medidas de seguridad necesarias, con propuestas que abarcan la lucha feminista, la recuperación de la memoria histórica, la conciencia ecológica, el homenaje a la figura de Carlos Pérez o las ilustraciones con las que familias y artistas convirtieron sus ventanas en espacios de creación durante el confinamiento.

En total, ocho salas de exposiciones abiertas por vacaciones. Y entre ellas, la sala Ferreres/Goerlich "brilla con luz propia", la que le confieren los cables de luz, conductores de energía y de potencia creativa en la contundente exposición de la artista valenciana Maribel Domènech, han indicado desde la Generalitat en un comunicado.

'Acciones cotidianas' repasa 35 años de su trayectoria a través de esculturas, instalaciones, fotografías, vídeos y proyectos colaborativos. Entre sus últimas creaciones destaca 'En movimiento constante' (2017-2020), una instalación audiovisual realizada específicamente para esta muestra que simboliza el movimiento feminista y ecologista, dos corrientes que se unen en la lucha.

El movimiento marino de un conjunto de boyas de distintos tamaños, colores y materiales simboliza el movimiento de género celebrando el 8 de marzo en los últimos años en España, en sintonía con otros países occidentales donde las mujeres "están siendo decisivas para el cambio social y que demuestran su capacidad transformadora: un giro humanitario y ecofeminista que también se enfrenta a la emergencia climática".

Once puntos de la geografía española completan el diario de viaje de las valencianas Mónica y Gema del Rey (Art al Quadrat) en su camino por reconstruir la memoria histórica desde una perspectiva de género.

Art al Quadrat muestra, a través de un proyecto audiovisual, a once grupos de mujeres que "no han callado, por mucho que la historia del franquismo se haya empeñado en silenciarlas". "Muy al contrario, alzan su voz en forma de cantos y coros contra la desmemoria", han señalado.

'De coros, danzas y desmemoria' es el título de este proyecto que se puede ver en la sala 1 del Centre del Carme y que recupera el folclore crítico en tierras de València, Castilla-La Mancha, Andalucía, Galicia, Castilla y León, Cataluña, Canarias, País Vasco, Santander, Madrid y Teruel.

De memoria histórica habla también la exposición 'Fantasma 77. Iconoclastia española' (en la sala Contrafuertes), que pone el foco en las nueve grandes estatuas ecuestres de Franco emplazadas en lugares públicos para explorar los fenómenos de la iconodulia (veneración) e iconoclastia (destrucción) hacia las representaciones de Franco y analizar la relación del Estado español, entre la dictadura y la democracia, con su figura.

La artista vasca Elena Aitzkoa es "una de las referentes de la joven escultura española, aunque su práctica abarca también la música y la 'performance'". En el marco de la exposición 'Between debris and things' (en la sala 2) la creadora ofreció el pasado mes de julio una 'performance' para activar sus obras.

Elena Aitzkoa, al igual que los valencianos Lucía C. Pino y Alberto Feijóo, y Jorund Aase Falkenberg, Anaís Angulo Delgado, Albert Gironès, Christian Lagata, Julia Llerena, Jesús Palomino y Julià Panadès, reclaman con sus obras otra forma de relación de las personas con su entorno en relación con la preservación y el cuidado del planeta.

ARTE EN CONFINAMIENTO

En la página web y en las redes sociales del Centre del Carme todavía se pueden consultar las más de 80 acciones realizadas por el centro de arte durante el confinamiento por la Covid-19, una actividad reunida bajo el proyecto #CCCCenCasa que aún continúa.

La más destacada, 'Desde mi ventana', "tuvo tanto éxito" (más de 50 artistas de diferentes ámbitos se sumaron a ella) que ha dado como resultado la exposición que puede verse en la sala Zero del Centre del Carme. La muestra reúne más de 60 ilustraciones con las que familias y creadores convirtieron sus ventanas en espacios de arte durante la cuarentena.

La exposición muestra las creaciones de Javier Mariscal, Juan Berrio, Paco Roca, Lucía Meseguer, Mai Hidalgo, Tutticonfetti, Ortifus, Boke Bazán, Calpurnio, Escif o Dolores Furió, entre otros.

Para esta actividad, coordinada por Arquilecturas (Sonia Rayos y Silvana Andrés), el equipo de mediación y educación del Centre del Carme, se inspiró en la exposición 'Viaje a Corfú. Carlos Pérez. El hombre-museo', que se muestra en la sala que lleva su nombre, como homenaje a quien supo poner en valor la grandeza de diferentes formatos y expresiones artísticas.

A través de sus colecciones y trabajos, la exposición propone un recorrido por la trayectoria vital y profesional de Carlos Pérez, pedagogo, escritor, museógrafo y experto en las vanguardias artísticas del siglo XX.

FALLAS EXPERIMENTALES Y ESCIF

Para los nostálgicos de las Fallas, en la exposición 'Falles experimentals. Història d'una dissidència' (sala Refectorio) el Centre del Carme muestra algunas de las maquetas de los monumentos de fallas experimentales 2020; entre ellas, 'La meditadora', el eje central de la falla municipal de este año, realizada por Escif, que exhibe en la sala Dormitorio una muestra específica.

Más allá de su vinculación con la falla municipal de este 2020, la exposición '(Escif). Qué pasa con los insectos después de la guerra' constituye otra forma de ver el arte urbano, el grafiti, que se convierte en una instalación artística, un lienzo tridimensional con trazos en el aire.

La exposición muestra la dualidad entre creación y destrucción de la humanidad. Las esculturas rotan sobre sí mismas, respondiendo a patrones establecidos en base a las tasas de natalidad de la Franja de Gaza, un lugar en conflicto bélico donde hay un alto nivel de nacimientos.

De las fallas experimentales del Centre del Carme aún puede observarse en el claustro renacentista la instalación realizada por el colectivo Milimbo, 'Les jouets voyeurs', un homenaje a las vanguardias artísticas del siglo XX que tendieron la mano a la infancia y el juego con referencias a André Hellé y 'La boîte à joujoux' de Debussy, a Alexander Calder, a Torres García y, por supuesto, a Carlos Pérez, que aunó este espíritu lúdico.

Con esta instalación se completa el programa expositivo del Centre del Carme para este mes de agosto, que puede visitarse de forma libre (apoyados en los recursos audiovisuales que ofrece cada exposición a través de códigos QR) o acompañados por el equipo de mediación, a través de sus visitas guiadas, en grupos reducidos, mediante reserva previa.

En la página web del Consorci de Museus se pueden visitar las exposiciones de forma virtual y descargar sus catálogos de manera gratuita.