29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
3 de junio de 2009

Cierval pide prudencia ante los "pequeños indicios" de mejora y exige reformas laborales e infraestructuras competitivas

Patronal autonómica y Generalitat coinciden en la importancia de adoptar medidas orientadas a "preparar" la salida de la crisis

VALENCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval), Rafael Montero, manifestó hoy que, en la actualidad, "a lo mejor hay algún pequeño indicio" de mejora de los indicadores económicos, aunque recalcó que "la prudencia es básica" dado que no tienen "capacidad de ser sostenidos".

De hecho, destacó que "lo que es necesario es que se adopten medidas estructurales que no se han adoptado hasta ahora", y que deberían incluir reformas en el mercado laboral y el impulso de infraestructuras que aporten competitividad a la región, como el tren de alta velocidad (AVE).

Argumentó, en este sentido, que si bien "es verdad que este mes los datos del paro han tenido una pequeña inflexión, no tanto en la Comunitat Valenciana sino en el conjunto de España, están condicionados sobre todo por el plan de la construcción existente, que es coyuntural, y porque estamos en una etapa en la que empiezan a crecer los servicios, sobre todo los ligados al turismo".

Montero se pronunció así en declaraciones a los medios de comunicación tras la inauguración de una jornada sobre financiación de pymes organizada por Cierval, en la que recalcó que "los datos que tenemos del funcionamiento de la economía no son para echar cohetes ni las campanas al vuelo", aunque dijo tener "la esperanza de que poco a poco lo que se va mitigando es la destrucción de empleo".

Afirmó asimismo que "aunque se está queriendo ver algo de luz en la estabilidad del sistema financiero, lo cierto es que la dificultad de acceso a la financiación para muchas pymes sigue siendo importante, sobre todo porque los riesgos se matizan mucho".

En cuanto a las consecuencias de esas dificultades de acceso a la financiación, señaló que "ha influido en muchos casos" en el hecho de que "los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y expedientes concursales han crecido de una manera exponencial", ya que "no disponer de financiación, plantea a las empresas problemas de pervivencia".

Montero estimó que "no ha habido la agilidad suficiente" por parte de las administraciones públicas, puesto que, a su juicio, "la adopción de las medidas fue muy tardía" y éstas "no han fructificado lo suficiente, lo que ha provocado que las empresas no hayan podido pervivir".

No obstante, advirtió de que "no se trata solamente de las empresas y la financiación", sino que se debe atender también a "temas estructurales como el mercado laboral español, en el que algo pasa, porque el resto de los países europeos, con una recesión similar, han tenido una destrucción de empleo del 2 por ciento y España del 7 o el 8 por ciento". "Eso es lo que hay que analizar", sentenció.

Aclaró sobre esta cuestión que es "falso" que las organizaciones empresariales quieran que "se abarate el despido", y explicó que en la actualidad hay "una serie de trabajadores, los que tienen contrato indefinido, que en ningún caso se les va a tocar sus derechos, y otro 30 por ciento que son contratos temporales que no tienen más que ocho días, y lo que hacen es que las posibilidades de la gente para acceder a créditos y a compras son muy limitadas".

Según dijo, "se trata de hacer un contrato indefinido en el que se vaya incrementando esa financiación para que la gente se sienta más segura", aunque lamentó que tienen "poca capacidad de transmisión para que esto se haga porque hay poca receptividad" pese a reclamar "lo mismo que están diciendo los organismos internacionales, e incluso el gobernador del Banco de España".

"Hace falta una serie de medidas estructurales, aunque es un momento difícil porque los fondos son pocos, pero lo que hace falta es que se dirijan a la economía productiva, que es la que de verdad genera puestos de trabajo y los mantiene", subrayó Montero.

Por otro lado, alertó de que en la Comunitat existe "un problema serio de competitividad, que también depende de las infraestructuras, porque va a llegar el AVE en 2010 de manera provisional, pero sin que llegue realmente y sepamos cuándo llegará a las otras provincias" y reivindicó que el tren de alta velocidad "es muy importante para la competitividad de los territorios, sobre todo porque está en otros que van teniendo ya unas ventajas competitivas", agregó.

MECANISMOS DE ACCESO A CRÉDITOS

En cuanto a la 'Guía para la financiación de pymes' presentada hoy, elaborada junto con la Conselleria de Industria, el secretario general de la patronal autonómica apuntó que su objetivo es "ayudar a los empresarios, guiarles en un tema de la máxima preocupación, como es los problemas de financiación de circulante y reestructuración de pasivo", a fin de que "conozcan cuáles son los mecanismos que tienen desde el punto de vista técnico para poder acceder a esos créditos".

El director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), coincidió en la importancia de este tipo de iniciativas "para que los empresarios tengan más luz", y resaltó que las entidades financieras también "empiezan a tener un poquito más de luz, al tener ya cierta capacidad de colocar bonos y financiarse fuera de nuestras fronteras", dijo.

Pérez Boada se refirió asimismo a las distintas líneas presentadas por el IVF para ayudar a los empresarios ante la crisis, tanto de carácter coyuntural como estructural, y confió en que "entre todos juntos, se consiga que el futuro sea más brillante que el presente", para lo que apeló a la "raza, sentido común y visión de futuro" del empresariado de la Comunitat Valenciana.

SALIR DE LA CRISIS CON INNOVACIÓN

Por su parte, el director general de Industria e Innovación, Bruno Broseta, abogó por adoptar también "medidas de efecto más indirecto" para "preparar la salida de la crisis", y señaló que la intención de la Conselleria es que "ningún proyecto empresarial de crecimiento, innovación o internacionalización, con garantías de futuro, se quede en el tintero por falta de financiación".

De hecho, constató que el Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana (Impiva) está "percibiendo un importante aumento de la demanda de proyectos de innovación, desarrollo e investigación empresarial", con incrementos de hasta un 46 por ciento de las solicitudes en el caso de las ayudas de creación de empresas con base tecnológica.