19 de agosto de 2019
14 de noviembre de 2014

El Consell aprueba este viernes el anteproyecto de Señas para "blindar nuestra identidad" frente "intentos de ruptura"

El Consell aprueba este viernes el anteproyecto de Señas para "blindar nuestra identidad" frente "intentos de ruptura"
GVA

VALENCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Gobernación y Justicia, Luis Santamaría, anunció esta semana que el pleno del Consell aprobará este viernes el anteproyecto Ley de Señas de Identidad que, ha recalcado, "no pretende amenazar a nadie" ya que "no es una ley lingüística sino identitaria" para "blindar nuestras señas frente a quien quiere romper consenso" por "ciertas circunstancias que estamos viendo en otras partes de España.

Santamaría, tras reunirse con la directiva de la Federación de Peñas Taurinas de la Comunitat Valenciana y la Asociación en Defensa de las Tradiciones del Bous al Carrer, apuntó que se aprobará "sin apenas modificaciones" al borrador, con el objetivo de que pueda llevarse a las Corts valencianas a mediados de diciembre para su aprobación definitiva.

Al respecto señaló que, pese a las críticas recibidas, el Gobierno valenciano mantendrá en un 90% el anteproyecto igual al borrador presentado, tras recoger las aportaciones de las distintas consellerias. "La democracia se basa en la discrepancia y, en conclusión, hay que respetar cualquier opinión que se pronuncie a favor o en contra de la norma", afirmó Santamaría, quien matizó: "Si lo hacemos con los que se muestran a favor, evidentemente también con los que están en contra".

En cualquier caso, apuntó que quizá no ha sido "suficientemente pedagógico" al explicar esta ley, al considerar que algunas de las reacciones contrarias se han dado porque "se han sentido amenazados", a pesar de que "no se pretende amenazar a nadie".

Así, insistió en que, con este norma, el Consell "protege y blinda una señas de identidad en un momento --a su juicio-- adecuado por ciertas circunstancias que se ven en otras partes de España o determinados postulados que pretenden ser los que no somos o romper consensos sobre los que se asentados nuestra convivencia".

"Esa es la razón por la que se decide actuar con una ley que no es de carácter lingüístico, sino una norma simplemente identitaria para la defensa de las señas de identidad, unas recogidas en el Estatuto de Autonomía y otras que por sentido común se deducen de lo que somos", sentenció.