14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 4 de julio de 2009

    Consell dice que por esta asignatura no se traslada a ningún profesor pero que no puede haber más de los necesarios

    VALENCIA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, aseguró hoy que por la impartición de la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) no se traslada a ningún profesor, pero subrayó que desde la Conselleria "tenemos que calcular muy bien" los docentes necesarios en cada centro para que no haya "ni uno más" de los que realmente se precisan.

    Gómez realizó estas declaraciones en la rueda de prensa en la que compareció hoy junto al conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, para hacer un balance de la impartición de EpC durante el curso 2009-2010, tras ser preguntado por las críticas vertidas recientemente por el traslado de un profesor del IES Ballester Gozalvo de Valencia que, según el centro, ha sido "desplazado" por negarse a impartir la materia en inglés.

    Al respecto, la secretaria autonómica explicó que "la directriz de la Conselleria ha sido que por las horas de EpC no se desplace a ningún profesor", pero puso como ejemplo que "si en un centro hay 36 horas más cinco de EpC, al dividirlo entre 18 horas tienen que salir los profesores que hay, sino es así es que alguno sobra".

    En esta línea, comentó que al centro en el que "sobra" algún docente "no se dan nombres ni apellidos" del que debe dejar de impartir clases, sino que al instituto "se le dice usted tiene dos profesores y sobra uno".

    Asimismo, Concha Gómez recordó que la asignatura de EpC "no solo la pueden impartir los profesores de Filosofía, sino también los de Geografía e Historia", por lo que las horas de esta materia "se pueden repartir entre los dos departamentos".

    Respecto a las declaraciones realizadas esta semana por la diputada autonómica en las Corts y miembro de EUPV, Glòria Marcos, en las que criticaba la política educativa de la Generalitat, la secretaria autonómica resaltó que "caza de brujas ninguna" puesto que, según dijo, lo que se está haciendo desde su departamento es "aplicar la norma en cuanta a las plantillas que tienen que tener los centros de Secundaria".