16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    El Consell no baraja que la reestructuración administrativa pueda afectar a la desaparición de Consellerias

    VALENCIA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente segundo y conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, destacó hoy que en estos momentos, desde el Gobierno valenciano "no estamos barajando que pueda afectar a lo que sería la desaparición de una Conselleria o de Consellerias" el plan de reestructuración administrativa de la Generalitat, que será remitido al Ministerio de Economía "como tarde, a mitades de mes", concretó.

    Camps, que se pronunció de esta manera tras ser preguntado por los medios al finalizar la firma de la XI edición de la campaña 'Un juguete, una ilusión', por si la reestructuración administrativa supondrá la desaparición del alguna Conselleria, apuntó que el Consell "está barajando la posibilidad de que se produzca" dicha reestructuración administrativa "al hilo" del mandato del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

    El conseller recordó que todas las comunidades tienen que presentar un plan de reestructuración administrativa y de sector público y, en este caso, la Generalitat ya ha comenzado con la reestructuración del sector público empresarial y fundacional y ahora "hemos abierto un debate" sobre si cabe una reestructuración de carácter administrativo que se cerrará "en las próximas semanas", con el objetivo de remitirlo al Ministerio de Economía y al CPFF, "como tarde, a mitades de mes", concretó.

    En cuanto al plan de reestructuración planteado en el CPFF, Camps apuntó que "no se determina por el Gobierno que deba haber reestructuración administrativa o del sector público", ya que "podría haber alguna comunidad que pueda decir que no reestructura absolutamente nada por entender que ya lo tiene bien". No obstante, ya sea una decisión u otra, hay que comunicarlo en el CPFF, agregó.

    "EL PAPEL Y LA TINTA" CONTRA EL GOBIERNO

    Por otro lado, el conseller criticó, a preguntas de los medios, el error publicado ayer en el BOE sobre el endeudamiento de los ayuntamientos. "No sé si al final ya, hasta el papel y la tinta están contra el Gobierno", dijo Camps, quien señaló que quiere creer que la explicación ofrecida por el Ejecutivo socialista "es la que es" y "no pensar que es un acto más de improvisación".

    Camps, asimismo, apuntó que "preocupa la situación que puedan vivir" los ayuntamientos en la Comunitat cuando se restrinja el acceso al crédito. Además, criticó que hace algo más de un año, el Gobierno facultó a los municipios para endeudarse a corto y largo plazo para atender a los compromisos de inversión y gasto corriente. Por ello, advirtió de que esta nueva medida puede hacer que ayuntamientos y proveedores se vean afectados en los periodos de pago.

    Así, explicó que, en principio, el hecho de no poder acceder al préstamo a largo plazo "afecta únicamente a la inversión", ya que las comunidades y ayuntamientos, salvo que el Gobierno lo disponga de otra manera, sólo pueden endeudarse "para invertir, no para atender gasto corriente".

    "Si se para la inversión a nivel municipal, hay muchos contratistas de obra pública que son proveedores de ayuntamiento que van a ver como no van a verse atendidos los pagos de la forma que pensaban que se podía producir, lo cual tampoco es bueno", subrayó.

    Finalmente, el conseller consideró que el Gobierno central "se equivoca" al recortar de esta manera la inversión productiva, ya que si los ayuntamientos "prácticamente paralizan" su actividad inversora, "nos encontraremos con que la inversión, que es básica para crecer, se encuentra paralizada en nuestro país". "Nuestra capacidad de crecer será menor" y el Gobierno deberá replantear su previsión de crecimiento, advirtió.