22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 17 de agosto de 2009

    CSI·F denuncia que las oficinas del INEM se "desbordan" en las primeras horas de tramitación de las ayudas

    VALENCIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    CSI·F denunció hoy que las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) están "desbordadas" por la "falta de previsión" en el primer día de la aplicación de la ayuda de 420 euros mensuales a parados que hayan agotado sus prestación y especificó que, en la ciudad de Valencia, "el número de usuarios se ha cuadruplicado en algunas oficinas mientras que los empleados públicos no han recibido protocolos específicos para atenderlos".

    El sindicato explicó en un comunicado que los funcionarios "no disponen de documentación para explicar a los desempleados en qué consiste la ayuda, ni tan siquiera del formulario necesario para pedirla" por lo que "tan sólo pueden mostrarles la página publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado sábado que habla de su entrada en vigor".

    Por ese motivo, CSI·F anunció que darán "instrucciones" a sus afiliados "para que remitan a los ciudadanos a Delegación de Gobierno a pedir la información correspondiente ante esta nueva demostración de improvisación del Ejecutivo central".

    "Los usuarios piensan que todo el que no cobra prestación puede recibir esta ayuda, pero no ocurre así, pues sólo pueden percibirla aquellos que se hayan inscrito como desempleados a partir del uno de agosto y que tengan un renta determinada. Se lo explicas y te insisten en que el presidente del gobierno lo ha anunciado por televisión", indicó el sindicato, que agregó que al final, las personas "se marchan frustradas y pagan su indignación con el empleado público".

    La central sindical lamentó que esta ayuda "se haya convertido en una medida publicitaria, porque la gente se ha quedado con que Zapatero dará 420 euros", lo que ha "provocado una llegada desmesurada de usuarios hoy, muchos de los cuales acuden con todo tipo de certificados. Pero, por desgracia, casi todos se van desengañados".

    Según el sindicato, algunas oficinas del INEM de Valencia el número de personas atendidas en esta jornada superó el centenar entre las 09.00 y las 11.00 horas, de las que "el 99 por ciento acudía para solicitar esta ayuda pero muy pocas cumplían los requisitos para recibirla". Estas cifras "cuadruplican" las habituales de atención en los días precedentes de agosto, indicó CSI.F.

    CSI·F reclamó al Gobierno que "organice la forma de distribuir estas ayudas y ofrezca toda la información a los empleados públicos para que se la puedan transmitir a los ciudadanos". "En lugar de prepararse a conciencia, se ha lanzado la campaña de publicidad y han confundido a las personas desempleadas, que acuden esperanzadas a las oficinas del INEM, se llevan una decepción y se indignan con el empleado público que las atiende y que hace todo lo posible por prestar el mejor servicio", manifestó el sindicato.