3 de marzo de 2021
14 de marzo de 2008

Cultura.- Unas 2.500 personas han visitado en la Escuela de Artesanos la exposición sobre el Sorolla estudiante

VALENCIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 2.500 personas han visitado en la Escuela de Artesanos de Valencia la exposición de las primeras obras que realizó en el centro uno de sus alumnos más ilustres, el pintor Joaquín Sorolla, que estudió dibujo en esta escuela entre 1876 y 1879, cuando contaba entre 13 y 16 años. La exhibición se inauguró el pasado 20 de enero y se clausura hoy.

Los responsables del centro se mostraron "encantados y agradablemente sorprendidos" con el interés que la selección ha despertado tanto entre las instituciones como el público en general, ya que se ha registrado una media de 50 visitantes al día, señalaron las mismas fuentes a Europa Press.

En la escuela, fue fundada en 1868, se han podido admirar en esta exposición las obras de "un pequeño gran gran maestro", en las que ya aparecen "las buenas maneras, el oficio y la actitud" del que se convertiría en uno de los pintores españoles más importantes de la historia, recalcaron.

La muestra ha reunido cuatro dibujos --tres de ellos inéditos-- que el pintor valenciano realizó en el centro cuando contaba 15 y 16 años, así como un óleo, 'Ramillete de mandarinas', pintado en 1904 (con 41 años), y que el hijo del pintor donó a la escuela.

Además de las obras de Sorolla, la exposición recoge una serie de documentos que son la huella del paso de Joaquín Sorolla por esta casa, como el libro de matrícula, donde aparece su nombre, la edad o la profesión de cerrajero de su tío --Sorolla quedó huérfano de niño y fue adoptado por sus tíos--; un diploma; memorias en las que constan los premios que se daban a los alumnos; algunas fotografías, y el libro de registro de las faltas de asistencia.

Joaquín Sorolla llegó a la Escuela de Artesanos de Valencia en 1876 y asistió durante tres años a clases nocturnas de dibujo, que ya entonces gozaban de gran prestigio en los círculos artísticos. En este centro, el joven alumno disfrutó del aprendizaje de maestros como Cayetano Capuz, y se preparó para las siguientes etapas de su formación pictórica en la Escuela de Bellas Artes y en el pensionado de pintura de Roma de la Diputación de Valencia, que le fue concedido en 1884.

El centro, que todavía hoy sigue dando clases, ha querido, con esta muestra, mostrar a los visitantes un patrimonio del que se sienten "muy orgullosos", y lo hace en un momento en el que en otro lugar de la ciudad puede verse la obra de un Sorolla más maduro y consagrado, los murales encargados por la Hispanic Society.

Así, el Centro Cultural Bancaja muestra, por primera vez en España, los 14 murales que Sorolla pintó para la Hispanic Society de Nueva York y en los que pueden verse escenas relacionadas con distintas regiones de España.