2 de marzo de 2021
16 de octubre de 2014

Agustín Serisuelo retrata en 'Space Before Place' el paisaje urbano abandonado de la periferia

Agustín Serisuelo retrata en 'Space Before Place' el paisaje urbano abandonado de la periferia
GVA

VALENCIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El artista valenciano Agustín Serisuelo presenta la exposición 'Space Before Place', en la Sala La Gallera de Valencia, que retrata el paisaje urbano abandonado de la periferia, que ha quedado a medio terminar tras la especulación y el estallido de la burbuja inmobiliaria.

En un comunicado, el director gerente del Consorcio de Museos de la Comunitat, Felipe Garín, ha indicado que se trata de una instalación de "gran complejidad y belleza estética" con una reflexión muy clara acerca de la arquitectura, la arqueología industrial y la burbuja inmobiliaria.

Esta exposición forma parte de los proyectos seleccionados por el Consorcio de Museos el pasado año dentro de la convocatoria pública de exposiciones.

Según Garín, la calidad de la propuesta de Serisuelo, creada expresamente para La Gallera, "demuestra que la selección realizada ha sido la acertada y ha superado incluso las expectativas y estamos seguros de que esta exposición va a tener muy buena aceptación entre el público".

Su intención es aproximar al visitante a estos lugares, transformados en una instalación de gran belleza que atrapa al espectador y le invita a reflexionar sobre el futuro de la sociedad tras su experiencia y su tránsito por edificios ubicados en poblaciones como Canet de Berenguer, Moncofa, Oropesa o Tilles.

Serisuelo explica que esta "es una problemática social que está muy viva y muy candente", a lo que agrega que él entiende el arte como "la forma de contar mi experiencia haciendo reflexionar al visitante".

A través de la escultura, la fotografía, el sonido y la luz, configura una instalación compuesta por distintas piezas que reflexionan sobre una misma problemática pero desde diferentes perspectivas.

TORRES VACÍAS y EDIFICIOS INERTES

En el centro de la sala y como eje central, una estructura de madera de alrededor de siete metros de altura constituye un edificio compuesto por 15 plantas donde las fotografías muestran lo que se observaba desde cada una de ellas desde dentro de la construcción y desde fuera.

Junto a ellas, dos edificios más, un conjunto de torres vacías, edificios inertes acompañados por una torre de luz a modo de grúa hablan sobre lugares que crecen hacia arriba y que culminanen una instalación que cuelga del techo como si sólo faltara construir sobre las nubes, pequeñas nubes de luz de un metro cuadrado.

Además de lugares que crecen hacia arriba, también hay otro tipo de construcciones que se expanden en el espacio como muestra su pieza re-urbanizaciones, indican las mismas fuentes.

La planta de abajo se completa con un conjunto de buzones de una comunidad, una fotografía de una urbanización casi terminada en Oropesa que se encuentra completamente vacía, como muestran los buzones sin nombre, con los que Serisuelo aborda "otra parte de esta problemática como es la especulación, edificios terminados que no interesa vender en este momento porque no sería rentable y que aguardan hasta el momento idóneo para hacerlo".