23 de febrero de 2020
30 de noviembre de 2008

Cultura.- La muestra de pintura del alicantino Serna Ramos concluye con más de 15.000 visitantes

ALICANTE, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La exposición organizada por el Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana y que recogía más de medio siglo de pintura de Serna Ramos se clausura hoy en el Castillo de Santa Bárbara de Alicante con un total de 15.400 visitas, según indicaron hoy en un comunicado fuentes de la Generalitat.

En tan sólo dos meses de exposición, este pintor alicantino de 82 años ha logrado seducir al público alicantino e introducirlo en su particular mundo pictórico. El pasado día 30 de septiembre se inauguró esta muestra que pronto despertó el interés entre los amantes de la abstracción pictórica alcanzando una media de más de 2.000 visitantes a la semana.

A través de 63 obras, la exposición ofrece un recorrido por toda la trayectoria artística de este pintor, desde sus primeras etapas, su estancia en París y hasta cuadros elaborados el pasado año. Se incluyen óleos, gouaches y grafitos de formato mediano

Según el comisario de la muestra, el crítico de arte Rafael Prats Rivelles, "la obra de Serna Ramos se sitúa en el ámbito del expresionismo abstracto. Serna Ramos imprime en sus obras un acento propio con tonalidades oscuras y formas que remiten al misticismo y a un planteamiento esotérico de sus composiciones".

La vida de Serna tiene diferentes etapas artísticas desde que estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos (Valencia) y en el Seminario Teológico Bautista (Barcelona), hasta que Serna Ramos se traslada a la capital francesa en 1956, donde desarrolla una vida bohemia en el barrio de Montparnasse, sin dejar de adquirir conocimientos para su formación artística.

En este sentido, resultó altamente positivo su encuentro con el pintor Schneider quien le recomendó a otro gran artista, Goetz, en cuyo taller aprendió buena parte de los fundamentos de su lenguaje plástico. Por aquel entonces, encontró tiempo para asistir a clases en la Escuela de Bellas Artes (París) y posteriormente a la Academia de la Grande Chaumière (1958-1960).

Serna, no muy dado a exhibir su obra, su pintura apenas se expone, pero su participación en los principales salones parisinos es frecuente. Con este bagaje, decide regresar a España. En 1975, se instala en Barcelona, con su mujer, Chantal, y sus cinco hijos.

Una vez el pintor alicantino se afinca en Valencia, el Ayuntamiento de la ciudad le patrocina en 1988 una exposición, su primera individual tras el retorno, en el Círculo de Bellas Artes, todavía en la plaza de Mariano Benlliure, y ese mismo año expone su obra en la Casa de la Cultura de Altea (Alicante).

EXPOSICIONES

Colectivas al margen, siguen las muestras individuales en Alicante, Galería M. Blanchard (1993), Sala Juana Francés de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y Centro Eusebio Sempere (1996), y en Valencia, Galería Muro (2000 y 2005).

Su obra se encuentra en colecciones diversas: Rothschild, WeisWellwe, Waterman, Offenstat, Hellman (todas de Estados Unidos), Martín Ferrand, Castelló, Rovira, Oltra y otras en España así como en Alemania, Bélgica, Italia, Escocia, Holanda y Portugal (Museu D'Ovar).

Se trata de un artista polifacético, que también ha desarrollado su faceta creativa en el cómic, creando los personajes de Cucaracho, Maff y Osso, Tica, Gulliver, Bicot, Pepe Trola, Dorothée (de la banda de Bicot) y muchos otros, para Bruguera y otras editoriales, en Alemania (YPS) y Bélgica. Ha firmado algunos de estas historietas con pseudónimos como Jiaser, Jia o simplemente Serna, además de realizar decorados de teatro en París y ejercer como director artístico para Éditions Azur en París.