25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Cultura.- El MuVIM retrata la revolución protagonizada por el cartelismo suizo en los 80 a través de unas 200 piezas

El museo completa su oferta de 2008 con uan muestra sobre el circo y un certamen de fotografía

VALENCIA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) inaugura hoy la exposición 'Romper las reglas. Carteles suizos de los turbulentos años ochenta', que da cuenta a través de unas 200 piezas de la ruptura estética, provocada a finales de los 70 y siguiendo los ecos del Mayo francés, respecto a la manera de diseñar denominada "estilo internacional" hegemonizada tras la Segunda Guerra Mundial y basada en la tipografía del orden. Esta muestra culmina la oferta expositiva del museo de 2008 junto a las selecciones 'Francisco Sanz y otras figuras del Circo' y la segunda edición de 'Tejido humano factor urbano', también presentadas hoy.

'Romper las reglas', comisariada por Félix Bella y Josep Monter, narra el trayecto de la Nueva Tipografía, iniciado en la Bauhaus, que siguió por la Escuela de Ulm y recaló en las escuelas de diseño de Suiza --Basilea y Zúrich--, dando lugar al llamado "estilo suizo" cuyos señas de identidad eran la legibilidad y la sencillez de la forma, basada en una tipografía ordenada, funcional y "transparente", construida sobre la rejilla y exenta de detalles.

Así, el cartel fue concebido como un medio de información objetivo y claramente organizado, en el que lo principal era la pura legibilidad. La rigurosidad y la fe en la autoridad con que el "estilo suizo" se enseñó dio lugar a un canon normativo que, con el paso del tiempo, quedó petrificado como dogma, explicaron los responsables del proyecto.

En el año 1976, Wolfgang Weingart, siendo profesor de la escuela de diseño de Basilea, en la que había estudiado, se planteó si había que apoyar aún la tipografía tradicional. Sus experimentos tipográficos, tanto particulares como en sus clases, permitieron que unos nuevos autores cuestionaran la legibilidad como único criterio para valorar los tipos y apostaran por crear una nueva gama de tipografías que contuviesen carácter, expresión, alusiones y significado. Estos cambios ocurrieron cuando los vientos del Mayo del 68 alcanzaron a la conservadora sociedad suiza y su juventud buscó espacios de expresión de sus nuevas necesidades y visón del mundo. Y para ello necesitó nuevos diseños que se identificaran con las nuevas propuestas de vida

En los años setenta y ochenta se percibió el carácter anónimo y normativo del "estilo suizo" como contrario a la vida ya que excluía ampliamente el potencial creativo de la emoción, la intuición y la subjetividad.

La exposición de carteles del MuVIM comienza su recorrido por los trabajos elaborados por aquellos pioneros en "romper las reglas" y continua por la obra producida por la generación de diseñadores de la ruptura agrupadas por las instituciones suizas que hicieron suyas esta nueva estética de los años ochenta.

Por su parte, la exposición dedicada a 'Francisco Sanz y otras figuras del circo', a cargo de Helena de las Heras y Carlos Pérez, presenta a las figuras del espectáculo circense a través de los carteles publicitarios, los programas de sus actuaciones y otros materiales gráficos, así como un gran número de fotografías de la época, además de dos muñecos emblemáticos de Sanz.

Francisco Sanz Baldoví (Anna, 1872-1939), ventrílocuo y creador de un famoso espectáculo de autómatas, es junto con Antonio Martínez Latur, capitán aeronauta del globo aerostático Milá, una de las figuras emblemáticas del espectáculo valenciano de la primera mitad del siglo XX.

Sanz realizó giras nacionales e internacionales con su célebre número con autómatas en el que integraba música, crítica de sucesos de la época y diálogos humorísticos que establecía con sus populares personajes como el señor Liborio, la señorita Delirio, la señora Eduvigis, Pepito o el señor Venancio.

Consiguió grabar en disco muchas de sus actuaciones y fue el protagonista, junto con sus personajes, de una película rodada por Maximiliano Thous.

Junto a Sanz y Latur, la exposición del MuVIM recuerda otras familias circenses, valencianos de nacimiento, o adoptivos, que establecieron su residencia en Mislata en esta época: los Romero, los Cortés, los Riquelme, los hermanos Pajares, los hermanos Díaz, las hermanas Duart, los Segura o los Aragón.

Además, el MuVIM exhibe las obras seleccionadas del Segundo Concurso de Fotografía 'Tejido humano Factor urbano', organizado con la colaboración de Juan José Gómez, promotor de Asegur-arte. Se trata de un proyecto donde el barrio es el auténtico protagonista, cumpliendo así con el objetivo del MuVIM de abrir el museo a todos los ciudadanos y salir a la calle.

El tema central del certamen es la ciudad de Valencia con especial atención a su centro histórico en todas sus facetas (social, urbana, cultural, económica, etc.) y a cualquier tema transversal que pueda reflejar una realidad del presente de la ciudad. En esta edición los oficios han protagonizado el certamen.

TEJIDO HUMANO

El jurado del II Concurso de Fotografía 'Tejido humano. Factor urbano', integrado por Romà de la Calle, Juan José Goméz, Pilar Pedraza, Rosa María Artero, Juan Pedro Font de Mora, Manuel Queimadelos y Miguel Lorenzo, ha seleccionado las 31 fotografías finalistas que mejor se ajustan a los criterios del concurso, tomando en consideración su calidad técnica y artística.

Más de 166 fotógrafos han participado en la segunda edición de este concurso. Entre los finalistas se han otorgado dos distinciones, un Primer Premio con 3.000 euros y diploma, concedido por unanimidad al trabajo presentado por Jesús Prieto, y un Segundo Premio, a votación popular, dotado con 900 euros y diploma, que ha obtenido, con 1.256 votos el fotógrafo Pablo Fuentes. La votación popular se ha realizado por internet a través de www.premioasegur-arte.com.