16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Cultura.-El San Pío V redescubre la "extravagancia" de El Greco y reúne por primera vez 5 piezas conservadas en Valencia

    VALENCIA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Museo de Bellas Artes de Valencia inaugura hoy la exposición 'El Greco, Toledo 1900' que da a conocer al gran público el proceso de redescubrimiento que la obra "extravagante y genial" del pintor cretense experimentó a principios de siglo XX y brinda la "oportunidad única" de contemplar una selección de los fondos del Museo del autor, que nunca antes habían salido de su emplazamiento en la capital castellana. La muestra, que se ha podido ver ya en Toledo y Sevilla --donde la visitaron más de 100.000 personas--, llega a Valencia ampliada, ya que por primera vez se han reunido las cinco piezas de Doménikos Theotokópoulos que se custodian en instituciones valencianas, tres en el Colegio del Patriarca y otras dos en el propio San Pío V.

    La exhibición, que se podrá contemplar hasta el próximo 15 de junio, incluye un total de 23 lienzos del Museo del Greco en Toledo, donde en la actualidad se está llevando a cabo obras de remodelación del edificio. Por esta razón las piezas han salido por vez primera de este centro, "que no abandonaron ni siquiera durante la Guerra Civil", según destacó hoy en rueda de prensa la comisaria del proyecto, Ana María Levín.

    La especialista presentó hoy la exposición junto a la subdirectora general de Promoción de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, Elena Hernando; el secretario autonómico de Cultura de la Generalitat, Rafael Miró, el director del Museo de Bellas Artes, Fernando Benito, y el presidente de Caja Castilla La Mancha, entidad que patrocina la muestra, Juan Pedro Hernández.

    La muestra pone el acento en la recuperación y puesta en valor que la obra de El Greco que se produjo a partir de 1900 de la mano del marqués de la Vega Inclán, fundador del Museo del Greco en Toledo. De hecho, desde la muerte del pintor en 1614, su arte fue decayendo hasta convertirse en un autor maldito, creador de un arte alucinado y deforme.

    Por este motivo, la apertura de este centro supuso, además de la rehabilitación cultural del maestro, un atractivo turístico crucial para Toledo. Así, gracias a sus contactos con la Hispanic Society de Nueva York, De la Vega Inclán consiguió atraer a numerosos turistas norteamericanos para contemplar la pintura "rara y deforme pero cautivadora" de El Greco. De esta manera, la cifra de visitantes a la ciudad pasó de un millar en 1911 a "más de 100.000 en 1926", detalló Lavín.

    AMISTAD CON SOROLLA

    De este modo, la muestra, que se trasladará tras su paso por Valencia a Zaragoza y de nuevo a Toledo, realiza también un homenaje al marqués, cuyo retrato, pintado por el valenciano Joaquín Sorolla --a quien le unió una gran amistad y que llegó a ser miembro del patronato del museo-- preside el inicio de la exposición.

    El montaje de la selección, que la comisaria calificó de "arriesgado", mezcla los lienzos de El Greco con un conjunto de fotografías del Archivo de Mariano Moreno --el autor que realizó la primera serie de instantáneas de las obras del pintor griego para un catálogo impulsado en 1908 por el profesor Bartolomé Cossío-- y que pertenecen al Instituto de Patrimonio Histórico Español.

    Igualmente, la exhibición permite disfrutar de un ejemplar de las 'Obras completas de Jenofonte' anotadas por el cretense de la biblioteca del marqués de Vega Inclán. El itinerario expositivo culmina con un anexo que muestra por primera vez juntos los tres cuadros de El Greco que se conservan en el Colegio del Patriarca y los dos del Museo de Bellas Artes --uno cedido y el otro en depósito temporal por un coleccionista privado. Al respecto, Fernando Benito subrayó que "hay pocas capitales de provincia que puedan presumir de tener cinco Grecos".

    La subdirectora general de Promoción de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, Elena Hernando, recalcó el "cuidadísimo proceso" que se ha seguido para preparar esta exposición, "cuya calidad magnífica se encuentra al nivel de la del Museo de Bellas Artes de Valencia", dijo.

    Por su parte, Rafael Miró celebró que esta muestra recale en una pinacoteca "importante para los valencianos y para todos los españoles" y aseguró que proyectos de esta envergadura "sólo son posibles gracias a la colaboración entre distintas administraciones y la iniciativa privada".