19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 4 de octubre de 2014

    Detenidos dos jóvenes de 14 y 20 años en Benimaclet acusados de siete robos con intimidación en un mes

    VALENCIA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional han detenido en el barrio de Benimaclet de Valencia a dos jóvenes de 14 y 20 años, de origen español y colombiano respectivamente, como presuntos autores de siete robos con intimidación cometidos en esa zona desde finales de agosto a septiembre.

    En un comunicado, este cuerpo de seguridad informa de que al parecer los ahora detenidos, tras intimidar a otros jóvenes, se apoderaban de teléfonos móviles, bicicletas y otros efectos de valor y, posteriormente, los vendían en un locutorio ubicado en el distrito de Exposición.

    Por este motivo, la responsable de este establecimiento, una joven de 23 años y origen boliviano fue detenida por un presunto delito de receptación.

    Las investigaciones se iniciaron a principios de septiembre a raíz de una serie de robos con intimidación en el barrio de Benimaclet y alrededores, en los que un grupo de jóvenes que circulaban en bicicletas y de ciertas características físicas, intimidaban a otros y se apoderaban de los efectos de valor que portaban.

    El dispositivo de vigilancia establecido en la zona les permitió localizar a un grupo de jóvenes que coincidía con las características físicas aportadas y averiguar que uno de ellos llevaba una bicicleta.

    Posteriormente, determinaron que sólo dos de ellos eran los que presuntamente cometían los hechos y, tras su localización, fueron detenidos como presuntos autores de siete robos con intimidación.

    En el registro del local en el que presuntamente vendían los objetos sustraídos intervinieron tres teléfonos móviles y, además, averiguaron que la bicicleta que llevaba uno de los detenidos cuando fueron localizados procedía de un hurto ocurrido ese mismo día, por lo que fue entregada a su propietario.

    Uno de los detenidos, con antecedentes policiales, pasó a disposición judicial, mientras que la mujer tras ser oída en declaración fue puesta en libertad con la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando fuese requerida y el menor, tras ser oído en exploración, fue entregado a sus padres.

    Para leer más