18 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

Detenidos los responsables de 6 establecimientos kebab en Murcia y Alicante por contratación irregular

ALICANTE, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desarrollado una operación en las ciudades de Murcia y Alicante, en la que han inspeccionado seis establecimientos de hostelería Kebab y han detenido a diez personas, dos de ellos responsables de los locales y el resto, trabajadores de los mismos en situación irregular, según ha informado el cuerpo de seguridad en un comunicado.

En este sentido, ha explicado que las investigaciones sobre estos locales comenzaron en el mes de octubre de 2013, cuando los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Murcia lograron constatar la comisión de actividades de explotación laboral lucrativa de varios ciudadanos extranjeros empleados en los establecimientos.

Los datos obtenidos pusieron de manifiesto que varios de los trabajadores extranjeros, de nacionalidad pakistaní, se encontraban en situación irregular en nuestro país y su situación laboral era "muy precaria", ya que hacían jornadas "sin límite de horas" y en algunos de los casos, "no percibían cobraban ninguna remuneración".

En otros casos, ha apuntado, pagaban con su trabajo un supuesto contrato de trabajo que le iban a hacer. Estos contratos, cuando se hacían, eran simulados, de manera que los trabajadores "nunca conseguían regularizar su situación laboral", ha señalado.

De esta manera, una vez recabados todos los datos necesarios, se desplegó una operación policial que finalizó en el mes de octubre de 2013, realizando simultáneamente inspecciones en seis kebabs de las ciudades de Murcia y Alicante y dando como resultado la obtención de indicios que ponían de manifiesto los hechos investigados. Como consecuencia de este operativo se produjo la detención de dos de los responsables de los locales y de cuatro trabajadores en situación ilegal en España.

CIERRE CAUTELAR

El trabajo de análisis posterior y el examen de la documentación incautada ha propiciado el cierre cautelar, de los establecimientos, que se hizo efectivo el pasado día 16 de enero; procediendo a la detención de cuatro ciudadanos pakistaníes más, que se encontraban trabajando en situación irregular.

Todos los detenidos son de nacionalidad pakistaní y con edades comprendidas entre 19 y 47 años. A los responsables de los negocios se les imputa un delito contra los derechos de los trabajadores y favorecimiento de la inmigración ilegal y al resto de trabajadores una infracción a la Ley de Extranjería.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia, con la colaboración de la Brigada Provincial de de Extranjería y Fronteras de Alicante y de la Inspección Provincial de Trabajo de Murcia.