13 de noviembre de 2019
4 de septiembre de 2009

Dos deportistas valencianos cruzarán en kitesurf los 3.600 km que separan Venezuela de EEUU la próxima primavera

VALENCIA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El proyecto 'Un mar, dos mundos y mil culturas' llevará a dos amantes del kitesurf, Pepe Carratalá y Pablo Sánchez, presidente y vicepresidente del Club Deportivo Kite Zone de Valencia, a cruzar las 1.751 millas (alrededor de 3.600 kilómetros) que separan el Río Orinoco (Venezuela) de Miami (Estados Unidos) tan solo con ayuda del viento. El recorrido se realizará entre febrero y abril de 2010 en 35 etapas que discurrirán por las antiguas rutas de los Caribes y Taínos.

Un equipo de biólogos de la Universidad de Cádiz formará también parte de la expedición con el fin de analizar cómo está afectando el cambio climático a los corales del Caribe, según informó en una nota el Club Deportivo Kite Zone de Valencia.

El recorrido que realizarán Pepe Carratalá, juez de kiteboarding por la Real Federación Española de Vela (RFEV), y Pablo Sánchez, bombero de profesión e instructor de kiteboarding por la RFEV atravesará el río Orinoco (Venezuela), Trinidad y Tobago, Granada, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, Martinica, Dominica, Guadalupe, Antigua y Barbuda, Gustavia, Anguila, Islas Vírgenes británicas, Culebra, Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Isla Inagua, Acklins, Cat Island, Nassau, Bikini y Miami.

En este sentido, Carratalà destacó que es "la primera travesía que pretende unir las dos Américas en kite, utilizando además las antiguas rutas de navegación de los Caribes y Taínos" y consideró que esta iniciativa es, además, "ecológica", ya que lo que se pretende es, con un equipo de biólogos de la Universidad de Cádiz, realizar ese trayecto "para comprobar en qué estado se encuentran los corales de la zona y saber cómo les está afectando el cambio climático", apuntó.

3.600 KM DE TRAVESÍA

El camino constará de 35 etapas durante unos dos meses de travesía, en los que los aventureros atravesarán más de 10 estados y 1.751 millas (alrededor de 3.600 km), una distancia nunca antes recorrida en kitesurf y que batirá el actual récord Guinness de los récords, establecido en poco más de 100 millas.

"Lo que nos va a permitir desarrollar el proyecto con éxito será el viento. Tendremos que estar pendientes del parte diario, pero tras realizar los primeros estudios de la zona y de los vientos sabemos que de febrero a abril es una buena época para navegar, con vientos elíseos, que te aseguran una continuidad y una buena fuerza para hacer millas", explicó Pepe Carratalá,

De igual modo, matizó que "nosotros podríamos empezar a hacer distancia a partir de 10-12 nudos. Sería el viento mínimo que necesitaríamos y el máximo podría llegar a los 45 nudos, más sería incómodo y muy peligroso. La idea es hacer una media de 20 nudos por hora, unos 40 kilómetros".

Para Pablo Sánchez, "habrá etapas muy difíciles y las de ceñida serán las más pesadas. El rumbo en ese caso es con un ángulo muy pequeño, entonces ganar la distancia de ceñida navegando contra el viento es muy pesado, por lo que tendremos que hacer un esfuerzo extra".

DOCUMENTAL

Por otra parte, un documental audiovisual mostrará los resultados del proyecto 'Un mar, dos mundos y mil culturas', que pretenden que sea, además, la primera parte de una trilogía que les lleve a cruzar en kitesurf el estrecho de Bering desde Rusia hasta Alaska ('Rompiendo el hielo') y desde China hasta Australia ('Tierra firme') con el fin de despertar las conciencias sobre el impacto del cambio climático.