22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 7 de septiembre de 2009

    Escola Valenciana "da calabazas" a Camps y Font de Mora por "falta de valores democráticos y recursos"

    VALENCIA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La entidad cívica Escola Valenciana llevó a cabo hoy ante la sede de la Conselleria de Educación en Valencia un acto simbólico en el que "dio calabazas" al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, y la secretaria autonómica del ramo, Concha Gómez, responsables de que el curso 2009-2010 arranque con "falta de valores democráticos y recursos", según aseguró hoy el presidente del colectivo, Diego Gómez.

    Los representantes de Escola Valenciana --que portaban tres calabazas con los nombres de los tres dirigentes-- recordaron que, "por la ausencia de planificación y oferta, unos 90.000 alumnos dejan de estudiar este curso en valenciano en Educación Infantil y Primaria y, por lo tanto, acaban el sistema educativo sin ser bilingües y evidentemente tampoco trilingües".

    En Secundaria, la situación de la enseñanza en valenciano es "todavía más alarmante", dado que de los 138.223 alumnos que estudiaban el curso pasado en valenciano el último curso en la escuela, sólo 58.626 obtuvieron plaza en el instituto, afirmaron.

    Por ello, la entidad entregó también en el registro de la Conselleria una carta en la que reclama "un debate serio sobre plurilingüismo" para dotar al sistema educativo de 3.000 profesores trilingües más, cinco por centro con dominio de valenciano, castellano e inglés.

    Diego Gómez explicó que las calabazas --"que Font de Mora sólo utiliza para Halloween", ironizó-- representan que el Consell "suspendió el curso pasado con su política educativa, no ha hecho los deberes en verano y no ha superado los exámenes de septiembre".

    En concreto, Gómez criticó la actitud del Ejecutivo autonómico "en tres factores: la carencia de recursos, la actitud autoritaria y la falta de rigor pedagógico en las propuestas de plurilingüismo".

    Sobre la escasez de recursos, la entidad denuncia el "despilfarro" que ha generado las "ocurrencias del conseller, como por ejemplo la contratación de profesores intérpretes de inglés y después su despido, o las campañas para justificar la hoja de ruta de confrontación en la materia de Educación por la Ciudadanía". En cambio, lamentaron, "no se ha apostado por la mejora de instalaciones, la eliminación de los barracones o la inversión real en plurilingüismo".

    "AMENAZAS Y PRESIONES"

    Por otra parte, desde Escola Valenciana acusaron a Font de Mora de haber "amenazado y presionado a docentes que han participado en las movilizaciones" que la comunidad educativa protagonizó durante el curso pasado. Incluso, aseguraron estas fuentes, se dio el caso de "identificación y amenazas de expedientes a maestros que habían participado en la campaña de mailing y postales a los diputados de las cortes pidiendo mejoras en el sistema educativo.

    Frente a ello, Escola Valenciana ha anunciado que ha abierto un archivo de docentes afectados por estas "presiones" y otras, y emitirá informes públicos y posibles acciones legales en el marco de su Oficina de Derechos. Los docentes afectados pueden informar a l'entidad al correo drets@fev.org.

    Asimismo, apuntaron que la entidad cívica tiene constancia de "multitud" de centros dónde la Conselleria se había comprometido ha atender la "desbordante" demanda en valenciano y finalmente ha reubicado los alumnos en líneas de incorporación progresiva o enseñanza en castellano.