26 de febrero de 2021
11 de diciembre de 2014

El fiscal superior del TSJCV pide al Consell resultados en medios y personal

Montabes afirma que no se puede dejar en manos de aforados que los asuntos se paren y se manden a otras instancias

El fiscal superior del TSJCV pide al Consell resultados en medios y personal
CORTS VALENCIANES

   VALENCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), Antonio Montabes, ha pedido al conseller de Gobernación y Justicia, Luis Santamaría, "resultados" en cuanto a medios personales y materiales en el ministerio público, y ha indicado que "no es excusa que digan que no hay dinero". "Hacen falta medios, dinero y esfuerzo", ha apostillado, y ha puesto como ejemplo de precariedad el hecho de que su ordenador de trabajo "no escribe la F ni la D", aunque ha ironizado con que también puede trabajar desde casa y con un pendrive.

   Montabes, quien apenas lleva un año en su cargo como fiscal superior, se ha pronunciado en estos términos durante la presentación de la Memoria de la Fiscalía del año 2013 en las Corts Valencianes, donde ha estado acompañado por los fiscales jefes de las tres provincias de la Comunitat Valenciana.

   El fiscal superior del TSJCV, tras hacer un repaso sobre los últimos datos recogidos en la memoria, que entre otros aspectos destacan el aumento de casos que afectan a aforados, se ha detenido a analizar, a petición de los responsables de EUPV, Compromís y PSPV en las Corts, Ignacio Blanco, Mireia Mollà y Verónica López, respectivamente, los medios materiales y personales con los que cuenta el ministerio público.

   Al respecto, el fiscal superior ha sido contundente: "Nos quedamos cortos cuando hablamos de falta de medios materiales y personales, y no es excusa que nos digan que no hay dinero porque estamos en abril o en mayo...". "Quiero resultados", ha reiterado durante su comparecencia, al tiempo que ha añadido que "hacen falta medios, dinero y esfuerzo".

   En esta línea, ha abogado por "aprovechar el momento para que la justicia no se quede atrás, ni tampoco las fiscalías. Todos tenemos que apretarnos el cinturón, pero es fundamental que se trabaje en condiciones porque sino salimos todos perdiendo", ha advertido, al tiempo que ha indicado que cada vez que se encuentra en cualquier acto con responsables de justicia es "muy machacón" y pregunta por los medios y por el personal. "Y cada vez que hablo por teléfono, pero luego...", ha agregado.

   En concreto, sobre los medios de los que disponen en Fiscalía, ha puesto como ejemplo de precariedad el hecho de que su ordenador "no escribe ni la F ni la D", aunque ha ironizado con que en casa también puede trabajar y utilizar un pendrive. "No se entiende cómo en la justicia podemos estar tan obsoletos. Nos hace falta todo, y está todo regulado", por lo que ha pedido que se cumpla la ley y que se pongan los medios necesarios y se aplique el dinero "a lo que haga falta".

ALCOI O GANDIA

   El fiscal superior también ha hecho un repaso a las instalaciones de algunas fiscalías, entre ellas las de Alcoi o Gandia. Sobre la primera ha señalado que es la "peor" que ha visto hasta ahora. "Necesita muchas mejoras, no tenía que haber estado allí nunca. Ni cabe personal ni fiscales ni las condiciones son buenas. Se ha hecho un pequeño avance pero las condiciones son las mismas".

   "Se nos dice --ha agregado-- que lo de Alcoi está hecho -el cambio de sede--, y es que allí no se puede estar, a parte de que es inaccesible. La parte que no les cabe está en un sótano, con depósitos de agua", ha insistido. Sobre la nueva sede para esta Fiscalía ha dicho que hay una "pega", y es que la zona en la que se ubicará está "muy degradada". "Cuando salgamos de allí --ha añadido-- vamos a necesitar cada uno un escolta. La zona tendrá que tener vigilancia suficiente pero trabajaremos en que la haya".

   Sobre Gandia, el fiscal superior ha señalado que visitó las instalaciones el mes pasado y que se le cayó "el alma a los pies". "Ves que la gente trabaja muchísimo, que hace un gran esfuerzo, y en condiciones a veces... Hay escalones inaccesibles, a veces no va internet o el aparto del aire acondicionado", ha lamentado.

   En concreto sobre estas instalaciones del ministerio público y también sobre los recursos personales, el fiscal superior ha dicho que ya le ha trasladado toda la situación al conseller y se ha mostrado "esperanzado" en que se atajen los problemas.

   "El conseller me pareció sincero y le dije que quería hechos", ha narrado, al tiempo que ha indicado que le pidió que lo que se tuviera que hacer, se hiciera pronto porque la legislatura acaba, pero "no se atrevía a darme ninguna fecha", ha lamentado. Montabes también se ha referido a la falta de conexión informática entre juzgados y fiscalías, y ha criticado que "hoy en día en pleno siglo XXI ni siquiera podemos estar conectados".

   Preguntado por Mollà por el cierre de algunas Oficinas de Atención a Víctimas del Delito por parte del Consell, ha señalado que le parece "muy mal" pero "ellos sabrán los recortes que han tenido que hacer". "Nosotros --ha agregado-- estamos trabajando de la mejor manera que podemos. La víctima nos preocupa muchísimo de cualquier delito, y especialmente la que sufre violencia sobre la mujer".

   Por otro lado, Mollà también se ha interesado por las condiciones de los internos en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), y ha señalado que es "un tema delicado". "Nos preocupan todas las situaciones y delitos, y he luchado muchísimo porque se mejorara la situación. Estas personas merecen estar en mejor situación y condiciones. Me preocupa y me congratula que haya disminuido el número de personas internas, porque la gente lo pasa muy mal", ha apostillado.

AFORADOS

   Tanto Mollà como López y Blanco le han preguntado a Montabes por su opinión sobre el elevado casos instruídos con aforados y por el hecho de que se haya retrasado alguna pieza después de que diputados hayan dejado su escaño tras abrirles juicio oral -es el caso de la pieza 3 del 'caso Gürtel' que se instruye en el TSJCV y que afecta a las exdiputadas Milagrosa Martínez y Angélica Such--.

   Al respecto, el fiscal superior ha señalado que se remite a lo validado recientemente por el Tribunal Supremo (TS), que establece que es el auto de apertura de juicio oral el que determina la imposibilidad de una renuncia del aforamiento con efectos procesales.

   Así, ha indicado que este asunto está delimitado por el TS "con buen criterio" aunque ha señalado que no le corresponde a él analizarlo. "Hace falta, por principio de seguridad jurídica, que una persona contra la que se sigue un procedimiento que no se pueda dejar en sus manos que el asunto se pare y se mande a otra instancia distinta. Eso era de cajón y me parece fenomenal que tengamos esa seguridad", ha apostillado.