Fiscalía pide 90 años de cárcel para tres acusados de agredir sexualmente en grupo a una mujer en Benidorm en 2011

5 de diciembre de 2018

ALICANTE, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministerio fiscal ha pedido 30 años de cárcel para cada uno de los tres acusados de agredir sexualmente en grupo en octubre de 2011 a una mujer en un piso en Benidorm, durante el juicio celebrado en la sección segunda de la Audiencia, en el que los procesados se han declarado inocentes y han atribuido la acusación a una denuncia falsa de la víctima, que no ha comparecido en la vista, ya que aseguran que se enfadó por haberle tirado unos zapatos por la ventana.

Fiscalía considera a los tres acusados, de nacionalidad británica, autores y cooperadores de agresión sexual en concurso con lesiones, por lo que pide 14 años de cárcel por el primer delito y ocho por cada uno de los cometidos como cooperadores. En el juicio, que ha quedado visto para sentencia, se ha leído la declaración en instrucción de la denunciante, también de origen extranjero, tras la petición de Fiscalía de incluir esa denuncia como prueba preconstituida, a lo que se ha opuesto la defensa.

Según el fiscal, los hechos sucedieron en la madrugada del 30 de octubre de 2011 cuando la mujer se fue con uno de los acusados a la vivienda de este último, donde mantuvieron relaciones sexuales consentidas y ella se quedó dormida. Al llegar los otros dos, la obligaron a mantener relaciones sexuales con los tres, mientras era sujetada en cada ocasión al tiempo que la insultaban y uno de ellos la amenazó de muerte si los denunciaba. La víctima en varias ocasiones intentó zafarse de los acusados sin lograrlo.

Los tres acusados únicamente han respondido a las preguntas planteadas por su defensa, que ha expuesto hasta tres cuestiones previas al presidente de tribunal para solicitar la suspensión de la vista debido a la falta de tres testigos y a la no presencia de la denunciante, solicitud que no ha sido acordada. Durante su intervención, los procesados han sostenido que no agredieron sexualmente a la víctima y que tan solo mantuvo relaciones consentidas con uno de ellos.

Los tres, además, han indicado que debido al estado de embriaguez, durante la madrugada del 30 de octubre de 2011, la mujer se enfadó porque uno de ellos le arrojó los zapatos por la ventana y que ella indicó, en ese momento, que iba a llamar a la Policía. Asimismo, han insistido en que en ningún momento tocaron y abusaron de ella, tan solo le instaron a que abandonara el apartamento porque querían dormir.

Tras lo ocurrido, Fiscalía sostiene que la echaron a la calle sin zapatos ni cinturón, y que la víctima se cortó con el marco de la puerta. Sin embargo, el fiscal ha admitido durante la sesión que no se ha podido identificar a una cuarta persona que, según la víctima, también formó parte de la violación.

Por su parte, la defensa de los acusados ha solicitado una sentencia absolutoria por falta de pruebas "evidentes" y ha incidido ante el tribunal que los acusados se han colaborado mostrando de nuevo su declaración al contrario que la víctima que no se ha presentado al juicio.

Contador

Últimas noticias