26 de febrero de 2021
27 de mayo de 2014

Generalitat elabora un protocolo para comunicar daños en cultivos agrícolas por fauna salvaje

Generalitat elabora un protocolo para comunicar daños en cultivos agrícolas por fauna salvaje
GVA

VALENCIA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente trabaja en la elaboración de un protocolo de comunicación de daños en cultivos agrícolas por acción del conejo de monte y otra fauna salvaje para "actuar con mayor rapidez ante la previsión o aparición de daños significativos causados" por estas especies.

Según informa la Generalitat, establecerá vías eficaces de comunicación entre agricultores y titulares de los espacios cinegéticos, desarrollará y simplificará el procedimiento de comunicación de daños y de ejecución de actuaciones de control y aclarará funciones y responsabilidades de los agentes implicados.

En un comunicado, indica que la consellera Isabel Bonig, tras la constitución de la Comisión de Seguimiento de Daños provocados por la Fauna Salvaje, ha destacado que se trata de una de las medidas para "minimizar en lo posible los daños que la población de fauna salvaje pueda causar en cultivos e infraestructuras".

Este órgano está formado por representantes de las consellerias de Presidencia, Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, por la de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, que alternarán la presidencia, por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, así como por miembros de la Federación de Caza, de los principales sindicatos agrarios y de Delegación de Gobierno.

Realizará un seguimiento de los daños de las poblaciones de determinadas especies, principalmente el conejo, en algunos cultivos y "buscará el consenso para poner en marcha las medidas necesarias".

Además del protocolo de comunicación de daños, la próxima orden de vedas para la temporada 2014-2015 contempla una reducción para el cálculo de rentas cinegéticas para algunas de las especies que generan los daños.

Por otro lado, continúan las actuaciones de control en los barrancos, como uno de los vectores de transmisión de las especies generadoras de los daños, a fin de eliminar o reducir la vegetación de aquellos enclaves en los que la propia vegetación facilita un incremento de los daños. Según las mismas fuentes, durante 2012 se actuó en 85.000 metros cuadrados.

EMPLEO DE PASOS TRAMPAS Y BÚHO REAL

Otra de las medidas previstas para minimizar el daño de la fauna salvaje, principalmente el conejo de monte, es la generalización de una técnica experimental como es el empleo de pasos trampas, un estudio puesto en marcha, en colaboración de ADIF, en un tramo del AVE en Utiel-Requena "con muy buenos resultados".

El objetivo de esta actuación es desarrollar un sistema de control de las poblaciones de conejo y minimización de daños que, sin utilización de armas de fuego, pueda ser empleado de forma eficaz en las zonas de seguridad de las infraestructuras.

Dentro de las nuevas líneas de experimentación, se va a fomentar el empleo de depredadores específicos como el búho real y se van a estudiar la viabilidad de nuevas técnicas de protección, como el uso del pastor eléctrico adaptado a pequeños mamíferos.

DAÑOS EN AGRICULTURA Y ACCIDENTES DE TRÁFICO

En concreto, el conejo de monte causa daños especialmente en cultivos de cereal y vid, que también afectan a las infraestructuras asociadas a las tierras de labranza, como pueden ser los desperfectos provocados sobre las gomas o sistemas de riego en la búsqueda de agua o en los ribazos con la creación de los cados.

El jabalí es otra de las especies que más daños causan, por una parte daños directos sobre los cultivos a los que acude a alimentarse desde las zonas forestales en que se refugia, principalmente siembras de cereal y leguminosas, aunque también hortalizas y otras plantaciones jóvenes de frutales, y por otra, la problemática asociada a la seguridad vial cuando ésta se ve comprometida por la presencia de individuos de esta especie cruzando las calzadas.

Con la expansión de esta especie en los últimos años, los accidentes de tráfico en los que interviene la presencia de jabalí "se han incrementado de forma considerable, hasta llegar a cifras en torno a los 200 accidentes anuales en toda la Comunitat", indican las mismas fuentes.

Para leer más