29 de mayo de 2020
16 de noviembre de 2018

La Generalitat vacía un depósito de neumáticos usados en Chiva por el riesgo de combustión

La Generalitat vacía un depósito de neumáticos usados en Chiva por el riesgo de combustión
GVA

VALÈNCIA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Consell de este viernes ha autorizado la declaración de emergencia para la realización de trabajos de vaciado, transporte y gestión de neumáticos fuera de uso depositados en una parcela del término municipal de Chiva (Valencia), ante el riesgo de combustión y sus efectos sobre la salud y el medio ambiente.

La empresa responsable del almacenamiento fue sancionada e instada a la retirada de los residuos. Como el propietario no hizo caso a los requerimientos, la Conselleria de Medio Ambiente, de manera subsidiaria, ha procedido a su vaciado tras realizar los trámites pertinentes, detalla la Generalitat en un comunicado.

El material retirado no irá a un vertedero, sino a empresas gestoras de residuos para su reciclado o aprovechamiento industrial como recurso, por lo que servirá para la elaboración de muebles, entre otros usos, en el marco de la economía circular. La actuación parte de la resolución del pasado 10 de octubre de la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián.

La retirada de los neumáticos ha sido encomendada a Tragsa y el coste previsto es de un total de 459.424 euros. Los trabajos de vaciado funcionan a buen ritmo y la previsión de finalización es inferior a cuatro meses.

En el procedimiento administrativo, la Generalitat ha contado con la colaboración de la Fiscalía de Medio Ambiente de la provincia de Valencia para terminar con este depósito de más de 12 años de antigüedad de neumáticos usados, ubicado en Chiva al lado de un polígono industrial, con industrias de reciclaje y agroalimentarias.

EVITAR UNA SANCIÓN DE LA UE

Desde la Conselleria recuerdan que, recientemente, la Unión Europea advirtió a España sobre la apertura de un procedimiento de infracción por acopios de neumáticos. Por tanto, esta actuación pretende "revertir una situación heredada para erradicar la mala praxis precedente", por motivos de salud pública, seguridad y calidad ambiental, y así evitar que la UE sancione a la Comunitat Valenciana por este problema.