20 de mayo de 2019
22 de mayo de 2014

La Inspección de Servicios Sanitarios exige a Sanidad el cobro de la productividad

VALENCIA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios de la Comunidad Valenciana (FAISS-CV) ha exigido este jueves en un comunicado a la Conselleria de Sanidad el pago del complemento de productividad variable correspondiente a los ejercicios 2011, 2012 y 2013 a este colectivo y que acabe así con "una nueva marginación".

Al respecto, ha señalado que la supresión de la productividad variable que este mes provoca "un profundo malestar" entre el colectivo de la Inspección de Servicios Sanitarios y "les deja por tercer año consecutivo sin la productividad que sí percibirán el resto de sanitarios".

Esta productividad, ha explicado, se paga a los inspectores y subinspectores en toda España excepto en la Comunitat Valenciana, en virtud de los convenios de colaboración suscritos entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (INSS) y las diferentes autonomías entre la que se encuentra la Valenciana, para el control de la incapacidad temporal durante el periodo 2013 a 2016 y que reportó en el 2013 a nuestra Comunidad unos ingresos extras de 35.677.850,50 euros, según la misma fuente.

El convenio con el INSS, que reporta más de 30 millones de euros anuales "deja claro" el destino de dicho dinero en la Clausula Quinta la "Comunitat Valenciana deberá destinar los créditos percibidos en aplicación de este Convenio a la mejora de los procesos de control y gestión de la Incapacidad Temporal, a la modernización de sus equipos informáticos, materiales y humanos y a la incentivación de éstos", apartados que la Conselleria incumple al dejar al colectivo sin la necesaria modernización y sin la productividad de la Inspección de servicios sanitarios.

El Plan de Inspección de Servicios Sanitarios de la Conselleria de Sanidad de 2013, estableció los objetivos a alcanzar por los diferentes programas de inspección así como las actividades a desarrollar para la consecución. Asimismo estableció un sistema de evaluación de cada uno de los programas y de los profesionales que lo componen. "El colectivo de la inspección ha cumplido todos los objetivos del plan de inspección de 2013 y la Consellería sigue sin cumplir con su obligación", han lamentado.

En la actualidad, hay 65 médicos y farmacéuticos inspectores en los departamentos de salud de la Comunitat Valenciana, 35 en la provincia de Valencia, 20 en la de Alicante y 10 en la provincia de Castellón, lo que significa "doce menos que hace veinte años". Sin embargo, en estos años ha aumentado mas de un 30 por ciento la población a atender y ha disminuido un 20% la plantilla de médicos y farmacéuticos inspectores y no se cubren "las vacantes, bajas ni permisos del personal de inspección para ahorrar lo que supone un aumento del 50% de la carga de trabajo.