4 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

Investigan a la dueña de una explotación ganadera por maltrato animal tras morir un potro localizado en mal estado

Guardia Civil pidió a la propietaria que avisara al veterinario y en otra inspección lo hallaron muerto y devorado por cerdos vietnamitas

Investigan a la dueña de una explotación ganadera por maltrato animal tras morir un potro localizado en mal estado
Rescate del caballo - GUARDIA CIVIL

ALICANTE, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil investigan a la dueña de una explotación ganadera de Torremanzanas (Alicante, una ciudadana suiza de 72 años, tras la muerte de un potro días después de que el animal apareciera tumbada en un camino de paso, obstaculizando el acceso al resto de vecinos de la zona, que dieron aviso al instituto armado.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Xixona recibieron el pasado 19 de marzo un aviso sobre unos problemas vecinales, en una partida rural de Torremanzanas, donde un animal, perteneciente a una explotación ganadera de la zona, estaba tumbado en medio de un camino de paso, cortando el acceso a los vecinos del resto de fincas, al parecer, "inmóvil y en muy malas condiciones", según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Una vez en el lugar, la propietaria del animal, una ciudadana suiza de 72 años, trató de convencer a los agentes de que el potro estaba tumbado en medio del camino "porque estaba durmiendo" y que estaba inmóvil "porque le dolía la barriga".

Los guardias civiles comprobaron que el animal apenas se movía y que tenía varias heridas sangrantes y la barriga hinchada, además de encontrarse en una posición "poco habitual" en los caballos, por lo que sospecharon que podría estar sufriendo un cólico, causado por un mal cuidado ya que, además, tampoco se observó en la finca comida adecuada para caballos y se apreció una "falta de cuidado evidente" en la dentadura y cascos.

Ante la gravedad de estos hechos, los agentes informaron a la propietaria de la "urgente necesidad" de avisar a un veterinario, para que el animal recibiese atención especializada, hecho que sería comprobado a través de un seguimiento de los agentes.

Sin embargo, tres días más tarde, los guardias civiles regresaron a la explotación ganadera para comprobar el estado del animal, al que encontraron en el mismo sitio, ya fallecido, y devorado por varios cerdos vietnamitas cruzados con jabalí.

Por todo ello, los agentes procedieron a la apertura de diligencias penales contra la titular de la explotación, como presunta autora de un delito de maltrato animal. Además, pidieron a la autoridad judicial la inhabilitación especial de la investigada para la tenencia de animales.

Los agentes levantaron un total de once actas administrativas, correspondientes a las numerosas irregularidades observadas y dieron conocimiento de ellas tanto al Ayuntamiento como a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica.