12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Un "millonario" valenciano se encuentra en un hospital de Chile con las cuentas bloqueadas y abandonado por su familia

    VALENCIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El valenciano Juan José Ariño, un empresario "millonario", se encuentra ingresado en un Hospital de Chile "abandonado" por su familia y con la cuenta bancaria bloqueada, según publica hoy el diario chileno 'Las últimas noticias'.

    Según este rotativo, el empresario padece parkinson y lleva ocho meses internado como "indigente" en un hospital sin poder acceder a los bienes que posee en España y Chile. Al parecer, al empresario le bloquearon la cuenta corriente a través de la cual recibía los ingresos por las casas y otros inmuebles que arrendaba en Valencia.

    Al estar enfermo, fue imposible que pudiera contactar personalmente con su responsable bancario para ratificar datos y movimientos porque ya no podía expresarse.

    El diario recoge declaraciones del vicecónsul español en Punta Arenas, Rodrigo Fernández, en las que explica que en diciembre pasado estaba lista la repatriación del ciudadano español pero "todo se truncó porque su familia en España manifestó por escrito que no lo recibían y no querían saber nada de él".

    Esta información también se hace eco de la ex pareja del empresario, Isabel Martino, --ya que además de su familia en España tiene dos hijos en el país sudamericano-- en las que relata que fueron los hijos mayores del empresario, residentes España, quienes la llamaron para informarle de que su estado de salud había empeorado.

    "Se enteraron por una amiga chilena de que Juan José estaba mal. Una de las hijas me llamó y dijo que ninguno estaba en condiciones de cuidarlo. Parece que no eran muy apegados porque el padre estuvo ausente de sus vidas", dijo.

    Ahora, siempre según estas fuentes, una de las opciones que tiene Ariño es confirmar si fue militar en España porque, en ese caso un hospital de veteranos podría acogerlo o, incluso, optar a una pensión, ya que la beneficencia no puede actuar al poseer bienes tanto en España como en Chile.