4 de marzo de 2021
10 de abril de 2014

Padres y profesores se encierran en cuatro colegios para protestar por supresión de unidades el próximo curso

CASTELLÓN, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Padres y profesores protagonizan esta tarde un encierro en los colegios Antonio Armelles, Herrero, Mestre Canós y Bisbe Climent de Castellón para protestar por la supresión de unidades escolares el próximo curso, según han informado fuentes sindicales.

Los partidos de la oposición han manifestado su apoyo a esta reivindicación de la comunidad educativa. Así, la secretaria de Educación de la Ejecutiva Provincial del PSPV de Castellón, Montse Ferrer, ha pedido en un comunicado al Consell que "escuche y atienda a la movilización que ha impulsado la comunidad educativa de Castelló para protestar contra la supresión de 32 unidades escolares de infantil y primaria en toda la provincia en la escuela pública".

Ferrer considera además que "el PP está atacando injustamente la enseñanza en valenciano al cerrar las líneas en esta lengua como ocurre en el Colegio Herrero de Castelló o en la Vilavella que deja sin opción de estudiar en valenciano", y ha llamado a la movilización de la sociedad castellonense "en defensa de una escuela pública y de calidad para todos y todas".

Por su parte, Compromís ha presentado una declaración institucional en la Diputación, en la que exige a la Conselleria de Educación el mantenimiento de todas las líneas en valenciano actualmente existentes en las comarcas de Castellón y que respete, en aquellos aspectos que son de su competencia, el criterio del Consell Escolar de cada centro.

Esquerra Unida también ha participado en las actividades de protesta contra la supresión de unidades educativas. La portavoz de la formación en el Ayuntamiento, Carmen Carreras, se solidariza con la decisión del Consell Escolar de Colegio Herrero, "que quiere que los niños y niñas estudien en valenciano", y ha mostrado su apoyo al Colegio Mestre Canós, "que perdería su única línea educativa", ha dicho.