11 de agosto de 2020
20 de febrero de 2020

El pastor de una Iglesia Evangélica de València acepta 14 meses de cárcel por estafar a una feligresa casi 14.000 euros

El pastor de una Iglesia Evangélica de València acepta 14 meses de cárcel por estafar a una feligresa casi 14.000 euros
Billetes, monedas, euros, euro, dinero - EUROPA PRESS - ARCHIVO

VALÈNCIA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente y pastor o ministro de Culto de la Iglesia Evangélica Cristiana 'Árbol de la Vida', constituida en València en el año 2010, ha aceptado una condena de un año y dos meses de prisión, además del pago de cerca de 18.000 euros, por estafar a una feligresa 13.600 euros con la excusa de que la congregación necesitaba dinero con urgencia para saldar distintas deudas y gastos. Sin embargo, el acusado dispuso "en beneficio propio" de esta cantidad que la mujer tuvo que pedir prestada al banco.

El juicio por estos hechos tenía que celebrarse este jueves en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia, pero las partes han alcanzado un acuerdo y el procesado se ha conformado con esta pena. El hombre, de 42 años, ya fue condenado en 2017 por un delito continuado de estafa a un año de cárcel y multa de seis meses, cuya ejecución quedó suspendida por tiempo de cuatro años.

En su escrito de calificación, el fiscal mantenía que el hombre, pastor de la Iglesia Evangélica Cristiana 'Árbol de la Vida', necesitaba dinero para sus fines particulares y, por ello, en febrero de 2017 le dijo a la víctima, muy activa en la congregación, que la iglesia necesitaba efectivo para saldar deudas y gastos

El acusado acompañó a la víctima de la estafa a una entidad bancaria y esta, siguiendo las indicaciones del pastor, solicitó un préstamo a su nombre por importe de 13.600 euros y para que se lo concedieran contó que necesitaba el dinero para una reforma en su vivienda. El banco concedió el crédito y ese mismo día el dinero llegó al presidente de 'Árbol de la Vida', que dispuso de esta cantidad "en beneficio propio".

La feligresa se querelló contra el acusado en agosto de 2018 para reclamar el dinero prestado, que el encausado no le devolvió. El fiscal solicitaba en principio una pena de dos años y medio de prisión por un delito de estafa cometido con abuso de las relaciones personales. Con la conformidad de las partes, la condena ha quedado en un año y dos meses de prisión más el pago de 17.980 euros más las costas del proceso judicial.