18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 27 de febrero de 2010

    El PSPV asegura que el "incumplimiento del PIE 200-2010 por Camps deja de crear 75.000 empleos directos

    VALENCIA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El diputado del grupo socialista en las Corts y portavoz de Infraestructuras y Transportes, Francesc Signes, indicó hoy que "el incumplimiento del Plan de Infraestructuras Estratégicas (PIE) 2004-2010 por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha dejado de crear 75.000 empleos directos y 45.000 indirectos".

    Signes, en un comunicado, anunció la presentación de una iniciativa parlamentaria "para que las Corts insten al Consell al cumplimiento de todos los compromisos inversores recogidos en el PIE 2004-2010, cuyo plazo de vigencia finaliza dentro de 10 meses" y que, según el diputado, "se sitúan en unos niveles mínimos de cumplimiento".

    Signes apuntó que los compromisos de inversión recogidos en este plan ascendían a 6.000 millones de euros, "de los que más del 50% correspondían a inversiones en carreteras y transportes, pero también en puertos, costas, energía o infraestructuras hidráulicas, entre otras".

    El portavoz socialista aseguró que "a tan sólo 10 meses de la finalización del PIE, la ejecución de vías de alta capacidad y autovías comprometidas no llega al 20%, mientras que las obras ferroviarias tienen un grado de cumplimiento prácticamente nulo".

    Al respecto, comentó que dado que en el presupuesto de la Generalitat para 2010 no se contemplan actuaciones nuevas, significa que Camps "ha renunciado al cumplimiento del PIE que anunció a bombo y platillo" al tiempo que "en un nuevo ejercicio de cinismo político ya ha presentado otro PIE, en este caso para el periodo 2010-2020", que según Signes, "con los niveles presupuestarios de la Generalitat en los últimos años, ya se sabe que tampoco va a poder ser cumplido".

    Con el incumplimiento del PIE 2004-2010 "Camps renuncia a todos los objetivos que justificaron su elaboración, pero muy especialmente al primero de ellos que era el impulso del desarrollo económico de la Comunitat Valenciana, ahora más necesario que nunca", dijo el diputado.

    Signes destacó que según apuntaba el propio PIE 2004-2010, por cada 600.000 euros de gasto en construcción se generan diez empleos directos y seis indirectos "por lo que, ya que el cumplimiento económico de este plan se sitúa en una media global del 25%, Camps y la Generalitat han dejado de crear en estos siete años 75.000 empleos directos y 45.000 indirectos".

    Además, agregó que ya que las inversiones en infraestructuras "estimulan la productividad global y moviliza recursos que repercuten directamente sobre la actividad económica, estos incumplimientos están afectando muy negativamente también a la productividad del sector privado de la economía valenciana y el aumento del consumo", tan necesarios en estos momentos "para que nuestra comunidad abandone el furgón de cola del paro y la crisis económica".

    En la iniciativa parlamentaria los Socialistas Valencianos instan al Consell a incrementar el esfuerzo inversor en este 2010, a través de una modificación de crédito aunque reconoce que esto "es pedir peras al olmo, o lo que es lo mismo, que el Consell siga endeudándose cuando su deuda ya supera el importe de todo el presupuesto de 2010", deuda, dijo Signes, quien señaló "que es la consecuencia de los multimillonarios gastos de unos manirrotos que, si atendemos a la declaración de bienes de los diputados, o no saben ni administrar sus propios bienes o han mentido descaradamente una vez más".