16 de noviembre de 2019
4 de septiembre de 2009

PSPV dice que el Ayuntamiento pretende resolver un contrato inexistente pagando a una empresa 15.000 euros

ALICANTE, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz adjunta del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alicante, Carmen Sánchez Brufal, aseguró hoy que la Junta de Gobierno Local del próximo lunes "pretende resolver el contrato relativo a la ejecución de las obras de construcción de un edificio para crematorio en el cementerio de Alicante, pagando a la adjudicataria 15.000 euros por la devolución de la garantía provisional de un contrato que no se formalizó, según consta en el propio expediente", según informó hoy en un comunicado el grupo socialista.

La concejala recordó que el anterior alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, prometió el crematorio en octubre de 2003. La redacción del proyecto ya costó casi 17.000 euros al Ayuntamiento, más el coste de personal para elaborar el expediente. El proyecto incluso fue aprobado por urgencia en mayo del 2005.

Sin embargo, Sánchez Brufal sostuvo que, según la ley de contratos, "si no se formalizó dicho contrato por causas imputables al contratista, dentro del plazo indicado de un mes en el año 2007, el Ayuntamiento se quedaría con la garantía provisional, que en este caso asciende a 15.347 euros". Pero el Ayuntamiento, según añadió, "trata de justificar que la resolución de este contrato se debe a otras causas, como que la ubicación no era la adecuada, que estaba supeditada a la ampliación del cementerio, la insuficiencia del precio del proyecto o la posibilidad dudosa de ejecución por el contratista en plazos y precios".

A su modo de ver, "todos estos motivos que apunta el Ayuntamiento son posteriores a mayo de 2007, ya que el Plan Especial de Operación Integrada del cementerio paso por la comisión de urbanismo el 23 de septiembre de 2008, y por otro lado no se inició el trámite para conservar el edificio de salas de autopsias en el plazo indicado". Ante esto, desde su punto de vista, "no existen motivos para que el Ayuntamiento pague a la adjudicataria estos 15.000 euros".

Según resaltó, el Grupo Municipal Socialista "va a velar por el interés y por el dinero público". Al no formalizarse un contrato, según insistió, "no hay que devolver ninguna fianza al adjudicatario, porque los motivos que da el ayuntamiento de su parte, son posteriores a mayo del 2007, es decir al plazo de un mes tras la adjudicación".

En este sentido, indicó que "si como todo parece indicar, el contrato no se firmó por culpa de la adjudicataria, no hay que devolver dicho dinero" y "si a pesar de todo el lunes se resuelve este contrato", los socialistas pedirán "explicaciones" y utilizarán "todas las armas administrativas al alcance para velar por el interés de los alicantinos".